Asociaciones ecologistas y vecinales denuncian talas de árboles en la capital

Ponen en manos del Seprona de la Guardia Civil las actuaciones ejecutadas en el monte Gibralfaro, El Morlaco y Cerrado de Calderón

SUR MÁLAGA.

Asociaciones ecologistas y vecinales han presentado este jueves una denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, por las talas de árboles que se están ejecutando en zonas de Málaga como el monte Gibralfaro, El Morlaco y Cerrado de Calderón.

En concreto, Ecologistas en Acción, la Asociación de Vecinos de El Palo, Rebalarte, Resistencia Animal Málaga y 69 personas a título individual han presentado este escrito, a instancias de la plataforma ciudadana No más Talas, según anunció ayer la formación municipal Málaga Ahora en un comunicado.

Así, han apuntado que esta semana han conocido que «todos los árboles situados a los lados de los caminos de Cerrado de Calderón están señalados con espray amarillo, la señal previa a su tala». «Se trata de una zona reforestada hace 50 años, y cuyos árboles señalados no están cercanos a vivienda alguna ni sufren enfermedades que aconsejen su eliminación», han detallado.

De esta manera, han criticado que estas talas son «un paso más en la voraz política de talas que la Concejalía de Sostenibilidad Medioambiental, a cargo de Raúl Jiménez, está llevando a cabo en toda la ciudad, como diversos colectivos ciudadanos vienen denunciando, ante el desprecio del equipo de gobierno».

Derecho de participación

Entre las razones que motivan la denuncia, han apuntado que se vulnera el derecho de información y participación «puesto que el Plan de Prevención de Incendios Forestales -en el que se contemplan estas talas como medida de prevención ante el fuego- es inaccesible a la ciudadanía». Igualmente, han señalado que la época del año en que se están realizando las actuaciones es «la menos adecuada» porque «afecta a la nidificación y reproducción de aves migratorias».

Además, «dañan el hábitat del camaleón, especie protegida en toda Europa, lo que ya provocado que el vecindario vea ejemplares fuera de la masa, en las verjas de las casas que se encuentran en la misma loma donde se están talando los árboles», han señalado.

Por otro lado, han indicado que el Plan Especial de Protección del Monte Gibralfaro tiene como premisa la mejora de la biodiversidad, aunque han afirmado que «los criterios seguidos son de ingeniería constructora pura y dura», lo que «va en contra de varias normas, como la Carta Verde de Málaga».

Fotos

Vídeos