Asalta en Málaga con una botella rota a una dependienta cuando se disponía a abrir la tienda

Imagen de calle Nueva (archivo)/Ñito Salas
Imagen de calle Nueva (archivo) / Ñito Salas

El detenido, de 48 años, se coló en el local tras levantar la persiana metálica del local en calle Nueva. Tras huir fue retenido por varios ciudadanos

SURMálaga

Efectivos de la Policía Local de Málaga han detenido a un individuo natural y vecino de Málaga y de 48 años de edad como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación a una dependienta de 31 años de edad que trabaja en una tienda de calle Nueva de la capital de Málaga. La mujer levantó aproximadamente un metro de altura la persiana metálica de la tienda y entró en el local para desactivar la alarma y encender las luces. Ese fue justo el momento en el que el arrestado aprovechó para colarse en el establecimiento. Al verlo, la víctima le dijo que la tienda se encontraba aún cerrada, a lo que, presuntamente y según indica la Policía Local, el individuo respondió con suma violencia, sacando de entre su ropa un cuello de botella roto a la vez que la amenazaba respondiéndole: «¡cerrada, te mato!».

Todo ocurrió el pasado sábado 3 de febrero a las 9,30 horas de la mañana. El hombre actuaba con su ma agresividad: mientras continuaba esgrimiendo el cristal, le propinó un fuerte empujón que la hizo caer, dirigiéndose hacia ella nuevamente y propinándole una patada en el costado izquierdo mientras aún estaba en el suelo.

Retenido por ciudadanos

Ante la agresividad y violencia del individuo, la víctima comenzó a gritar y pedir auxilio, alertando con ello a varios viandantes que entraron en el establecimiento, lo que motivó que el individuo huyese a la carrera, siendo seguido por estos junto con la propia víctima.

Una pareja de policías locales que patrullaba a pie por las inmediaciones fue alertada de los hechos por varios ciudadanos, por lo que se dirigieron hacia el lugar por el que había huido el presunto autor, comprobando que se encontraba retenido en calle Alhondiga por varias personas entre las que se encontraba la víctima, procediendo los agentes, en primera instancia, a la inmovilización, cacheo y control del individuo.

Seguidamente, se dispusieron a calmar a la víctima y entrevistarse con ella, reconociendo haber pasado mucho miedo ante la actitud del individuo, doliéndose tanto de la mano izquierda como del costado con motivo de las agresiones del mismo.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos