El arrestado por matar a su pareja en La Viñuela será juzgado en mayo por maltratar a otra mujer

María Adela fue enterrada ayer en el cementerio municipal de La Viñuela. :: a. peláez/
María Adela fue enterrada ayer en el cementerio municipal de La Viñuela. :: a. peláez

El presunto homicida fue también condenado en 2012 a nueve meses de prisión por maltrato a su entonces compañera sentimental

AGUSTÍN PELÁEZ MÁLAGA.

María Adela Fortes, que ayer fue enterrada ayer en el cementerio de La Viñuela, tras morir apuñalada el lunes en su casa de Los Romanes a manos presuntamente de su compañero sentimental en un nuevo caso de crimen machista, desconocía por completo quién era en realidad la persona que conoció en Internet y con la que decidió iniciar una relación.

José Manuel Olea T., de 47 años, arrestado en la madrugada del martes en Marbella como presunto homicida de María Adela, no era el policía que le dijo que era. Ese hombre que, según los vecinos de Los Romanes, acudía a deshoras a visitarla para que nadie le viera y cuya relación con Adela no contaba con la aprobación de su familia, fue condenado en 2012 a nueve meses de prisión por maltrato a su entonces compañera sentimental, aunque la pena fue suspendida hasta 2014 al no tener antecedentes. Además, volverá a ser juzgado en mayo por este mismo delito, caso en el que le piden nueve meses de cárcel por supuestamente dar dos puñetazos a su expareja. Así lo informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en un comunicado tras recabar datos en los distintos juzgados tanto de Violencia sobre la Mujer como de lo Penal de Málaga sobre los procedimientos judiciales que ha tenido o tiene el investigado.

El Juzgado de lo Penal número 13 de Málaga celebró un juicio contra él por un delito de malos tratos. La sentencia fue dictada el 8 de mayo de 2012 y se le condenó a nueve meses de prisión, dos años de prohibición de posesión y porte de armas y un año y nueve meses de prohibición de acercamiento a la que entonces era su pareja. Al carecer de antecedentes penales, la pena de prisión fue suspendida por un periodo de dos años que cumplió en octubre de 2014, mientras que la medida de alejamiento de la víctima finalizó en el año 2013 y la prohibición de posesión de armas en 2014. Esta ejecutoria fue archivada definitivamente al haber sido cumplida íntegramente.

Puñetazos en el rostro

El Juzgado de lo Penal número 14 de Málaga tiene previsto juzgarle el próximo 21 de mayo por la presunta comisión de un delito de malos tratos sobre su expareja, distinta de la anterior, por unos hechos ocurridos el 11 de mayo de 2016. Según el escrito de la Fiscalía y de la acusación particular, el acusado propinó dos puñetazos en el rostro de su expareja por la que ambas acusaciones solicitan una pena de nueve meses de prisión. La denuncia fue instruida por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Málaga y se acumuló a otro procedimiento, derivando ambos en una causa. El juzgado dictó una orden de protección y prohibición de comunicación el 13 de mayo de 2016, medidas que actualmente siguen estando vigentes y no fueron quebrantadas en ningún momento por el acusado.

El historial judicial de José Manuel Olea se conoció justo el mismo día en el que el cuerpo de María Adela era enterrado en el cementerio municipal de La Viñuela, un último adiós al que asistieron familiares, amigos y vecinos, coincidiendo con la segunda jornada de luto oficial acordada por el Ayuntamiento tras conocer el homicidio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos