Arrancan las obras del nuevo instituto de Teatinos, que no estará el próximo curso

Foto: Fernando González | Vídeo: Pedro J. Quero

Los padres de alumnos reclaman a la consejera, que ha estado en el acto de colocación de la primera piedra, nuevas inversiones en infraestructuras ante la fuerte presión demográfica en el barrio

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

La construcción del nuevo instituto de Teatinos es ya una realidad. Esta mañana se ha colocado la primera piedra de este centro, que no estará terminado para el próximo curso. Representantes de las asociaciones de padres y madres de los colegios de la zona han reclamado a la consejera, Sonia Gaya, que se prevean las necesidades futuras del barrio, con una fuerte presión demográfica, ya que entienden que serían necesarios hasta tres institutos. De hecho, se anunció que en los presupuestos de este año se contemplaría la construcción de otro instituto, algo que finalmente no ha quedado reflejado en las cuentas de la Consejería de Educación.

La consejera ha estado acompañada por el alcalde, Francisco de la Torre, la delegada provincial, Patricia Alba, y el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, entre otras autoridades. El nuevo centro educativo se sitúa en la plaza Rudyard Kipling, entre las avenidas Gregorio Prieto y Jorge Luis Borges, en una parcela de 8.740 metros cuadrados. Tiene un presupuesto de 5,2 millones de euros, de los que 4,9 se destinan a las obras y el resto al equipamiento. El plazo previsto para la construcción es de 18 meses, aunque tanto la consejera como la empresa consideran que se pueden acortar los plazos. Pero no tanto como para que se pueda estrenar en el próximo curso escolar, este mes de septiembre. Por esto, los padres han demandado a la delegada que se planifique la escolarización de la veintena de grupos de alumnos de sexto de Primaria que terminan este curso en los colegios de la zona, una escolarización, que aseguraron, estará garantizada en los centros cercanos, como los institutos Torre Atalaya, Universidad Laboral, Portada Alta, Jesús Marín o Salvador Rueda.

La consejera ha señalado que este nuevo centro se construirá atendiendo a criterios de sostenibilidad y ahorro energético. También será un edificio accesible para todos los usuarios y estará equipado con las nuevas tecnologías.

El instituto contará con cinco aulas por nivel educativo, más cuatro aulas polivalentes con capacidad para 600 alumnos y alumnas. Aunque en principio solo se contempla para Secundaria, ya se cuenta con una futura ampliación para acoger también a los estudiantes de Bachillerato.

El alcalde, por su parte, se felicitó por el inicio de las obras de este centro educativo, largamente demandado por los vecinos del barrio, que se levanta en una parcela cedida por el Ayuntamiento. Y ofreció a la consejera de Educación la colaboración municipal para afrontar los proyectos educativos que necesita la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos