La Araña: Por el 'pasaje del terror'

Paso subterráneo que comunica la zona norte de la Araña con el núcleo más próximo a la playa.
Paso subterráneo que comunica la zona norte de la Araña con el núcleo más próximo a la playa.
COSAS DE LA CIUDAD

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Vecinos de La Araña denunciaron ayer las lamentables condiciones en las que se encuentra un paso subterráneo que comunica un lado y otro de este barrio bajo la carretera. Se trata de un pasadizo que va desde el chiringuito Mari Carmen a las casas de la Araña, que está lleno de basuras de todo tipo, además de un chasis de una moto. Según Pilar Rojo, una vecina del lugar que ayer acompañó a representantes de la asociación de vecinos de la Araña y del grupo municipal socialista, entre ellos su portavoz municipal Daniel Pérez, en una visita a la zona, «se trata de un paso que utilizan los vecinos que viven en la zona norte de la carretera cuando van a la playa o acuden al otro lado». La dejadez de este rincón lo extrapola esta vecina al resto de la barriada al señalar que «llevamos años reclamando mejoras y pese a los anuncios realizados, el barrio sigue con las calles en mal estado, los cables cruzando de esquina a esquina y el paseo marítimo sin arreglar tras los últimos temporales.

El acceso, también sucio.

Apenas se ha hecho nada, está todo por hacer», asegura. En agosto, el grupo municipal socialista exigió al Ayuntamiento que tomara medidas de manera inmediata para reparar el paseo marítimo de La Araña, que presenta importantes problemas estructurales como consecuencia del temporal que tuvo lugar hace varios meses en Málaga. Por su parte, la Gerencia Municipal de Urbanismo sacó a concurso a primeros de año la redacción de un proyecto en el que se incluían las actuaciones previstas en una quincena de calles que conforman esta barriada situada en frente de la fábrica de cemento. En el proyecto se contemplaba, entre otras actuaciones, la renovación de la calzada y acerado de todas las vías, así como de los servicios que puedan verse afectados, como tuberías y alumbrado.

Plaza Basconia: contenedores repletos

Los vecinos de la plaza Basconia tienen bastantes problemas con el reciclado. Los contenedores, de plásticos y papel, siempre están llenos, por lo que dejan las bolsas amontonadas al pie de los contenedores. En lugar de tirarlos al contenedor orgánico, piensan que Limasa los recogerá… El caso es que habría que encontrar una solución, y esta pasa por recoger los contenedores más a menudo, porque si ponen más contenedores reducen aún más las plazas de aparcamiento.

Ferrándiz: plástico sin reciclar

Llama la atención que las bandejas de plástico de un colegio situado en la calle Ferrándiz vayan a parar al contenedor de residuos orgánicos teniendo a escasos metros los de reciclaje.

Fotos

Vídeos