La apuesta del Gobierno por Barcelona como sede de la Agencia del Medicamento, al borde del fracaso

Vista del edificio de la Agencia del Medicamento en Londres./
Vista del edificio de la Agencia del Medicamento en Londres.

Málaga aspiró a ser la candidata de España a este organismo de la UE pero no contó con el apoyo del Ejecutivo central, mientras que la Junta se puso de perfil

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

La apuesta del Gobierno español por Barcelona como sede de la Agencia Europea del Medicamento, cuando este organismo dependiente de la Unión Europea abandone Londres tras el 'Brexit' , está al borde del fracaso ya que tiene pocas opciones de ser elegida a consecuencia de la crisis política en Cataluña, según han publicado algunos medios de comunicación europeos citando fuentes diplomáticas y señalando que las candidatas con más opciones son Bratislava (Eslovaquia) y Milán (Italia). Desde la UE, por su parte, según la agencia EFE, se subraya que todas las aspirantes irán a la votación que se celebrará el próximo 20 de noviembre y donde los países miembros elegirán la nueva sede.

Málaga aspiró a ser candidata de la Agencia Europea del Medicamento, un organismo que da trabajo a 890 personas y donde hay 30 grupos de trabajo, compuestos por varios miles de científicos europeos, pero no contó con el apoyo del Ejecutivo central, que prefirió apostar por Barcelona como parte de su estrategia política para intentar apaciguar a los independentistas, ni con el de la Junta de Andalucía, que se puso de perfil y no respaldó a la capital malagueña con el argumento de que había otras ciudades en la región, caso de Granada, que también optó a albergar este organismo de la UE.

La candidatura de Málaga fue defendida por el alcalde, Francisco de la Torre, desde el primer momento en que se abrió la posibilidad de que la agencia abandonara Londres tras el 'Brexit' con el argumento de que la capital, una de las grandes ciudades españolas, no alberga ningún organismo europeo, pero las opciones de la capital provincial se fueron poco a poco evaporando, pese a que el regidor defendía que hubiera tenido bastantes posibilidades de prosperar. Llegó incluso a pedir que fuera como plan b del Gobierno si la apuesta catalana se debilitaba por los problemas derivados del procés. Como finalmente ha ocurrido, aunque Málaga no se ha beneficiado. Y es que en ningún momento hubo un apoyo explícito del Gobierno a la candidatura -a pesar de ser de que el PP gobierna en ambas instituciones- y cuando el asunto se llevó a debate en el Congreso de los Diputados -con sendas iniciativas en la Comisión de Sanidad y en la de Asuntos Exteriores-, tanto PP como PSOE y Ciudadanos votaron a favor de la candidatura de Barcelona.

En aquel momentos, los cabezas de lista de estos tres partidos por la provincia, la popular Carolina España, el socialista Miguel Ángel Heredia, y la diputada naranja Irene Rivera, dieron la callada por respuesta y eludieron pronunciarse sobre el apoyo de sus formaciones a la Ciudad Condal y la falta de apoyo a la capital malagueña.

La Agencia Europea del Medicamento, creada en 1995 y que tiene un presupuesto anual superior a los 300 millones de euros, es un organismo cuya principal responsabilidad es la protección y promoción de la salud pública y animal mediante la evaluación y supervisión de los medicamentos de uso humano y veterinario. Asimismo, se encarga de la evaluación científica de las solicitudes europeas para la autorización de la comercialización de medicamentos.

Fotos

Vídeos