Aparecen restos de la muralla medieval en la obra de la casa hermandad de Fusionadas

Excavación realizada en una parte de la parcela. :: salvador salas
Excavación realizada en una parte de la parcela. :: salvador salas

J. HINOJOSA málaga.

La muralla medieval que rodeaba lo que fue Málaga en siglos pasados vuelve a dar la cara. Como estaba previsto, las excavaciones arqueológicas previas a la construcción de la casa hermandad de las Reales Cofradías Fusionadas, junto al Museo de Artes Populares, en el pasillo de Santa Isabel, han sacado a la luz restos de este antiguo cerco de la ciudad que, no obstante, presentan varios añadidos y modificaciones, por lo que tendrán que ser convenientemente puestos en valor, en función de lo que dictamine al respecto la Consejería de Cultura.

Según fuentes consultadas por este periódico, las excavaciones que hasta el momento ha desarrollado la empresa Arqueosur en el solar existente junto al citado museo -donde se construirá uno de los edificios en que está dividida la casa hermandad- han dejado al descubierto parte de la citada muralla y del camino que la bordeaba. Asimismo, han aflorado los restos de una de las viviendas que en época cristiana se construyeron adosadas al antiguo cerco musulmán.

La Junta de Andalucía, en coordinación con la Gerencia de Urbanismo, determinará el tratamiento para estos restos, que podrían quedar integrados en el proyecto de columbarios que la cofradía prevé bajo esta parte del proyecto. Las excavaciones continuarán en las próximas semanas, para lo que se está retirando cimentación de hormigón de lo que fue la estructura del mercado provisional de Atarazanas en este lugar.

Fotos

Vídeos