El enlace al aeropuerto, reabierto tras el incendio en una planta de reciclaje

El acceso al aeropuerto continúa este domingo cortado. Galería del incendio
El acceso al aeropuerto continúa este domingo cortado. Galería del incendio / Ñito Salas

Tras dar por controlado el fuego, efectivos de bomberos continúan este domingo con labores de refresco de la zona

JOSÉ MANUEL ALDAY y FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El incendio declarado este sábado en una planta de reciclaje de papel y cartón ubicada en el polígono Villa Rosa de la capital malagueña, saldado sin víctimas, obligó a cortar en ambos sentidos la nueva carretera de acceso al aeropuerto de Málaga, la MA-23, una vía de apenas un kilómetro y medio de longitud que es muy utilizada para acceder y salir del aeropuerto, por lo que centenares de viajeros se vieron afectados y tuvieron que buscar otro itinerario con los nervios por la premura de tiempo en tomar sus vuelos. A primera hora de este domingo el enlace continuaba cerrado y a la espera de determinar posibles daños en uno de los pilares de la estructura, pero ya pudo ser reabierto a primera hora de la tarde. Por su parte, efectivos de bomberos continúan con las labores de refresco tras dar anoche por controlado el incendio. Hasta cinco camiones de bomberos se encuentran hoy trabajando en la zona afectada por las llamas y se prevé que las tareas se prolonguen durante toda la jornada y, previsiblemente, también la de mañana. En el lugar se afanan excavadoras en retirar el material quemado.

Por otra parte, técnicos de conservación y mantenimiento de carreteras han visitado este domingo el tramo afectado por las llamas y han comprobado que existe un pilar de la MA-23 dañado -se encuentra situado dentro de la nave incendiada- dado que ha desaparecido la cubierta de hormigón que lo forraba y que ha sido devorada por el fuego. Según fuentes consultadas por SUR.es, hasta que no se determine el alcance del daño en dicho pilar, no se reabrirá la vía al tráfico.

El cierre del vial de acceso al aeropuerto sigue provocando confusión a los conductores y usuarios del aeródromo. Desde el Centro de Gestión del Tráfico recomiendan usar el acceso MA-21 para acceder al recinto aeroportuario.

Voz de alarma

Varios particulares dieron la voz de alarma sobre las 14.55 horas sobre el siniestro declarado en la empresa Recisur, dedicada a la gestión integral de residuos. Las llamas se acercaron a algunas naves colindantes que sufrieron diversos daños así como a la estructura de hormigón sobre la que se asienta la carretera que conduce hacia el aeropuerto, que debido a ello y a la densa columna de humo desprendida fue cortada al tráfico por la Guardia Civil provocando el desconcierto de muchos viajeros que se dirigían a la terminal aeroportuaria.

Los empleados de una empresa de ‘rent a car’ próxima a la planta de reciclaje siniestrada se movilizaron de inmediato al poco de declararse el incendio y sacaron de sus instalaciones unos sesenta vehículos ante el temor de que las llamas se extendieran al recinto, y también para posibilitar la entrada de los vehículos contraincendios, que se tuvieron que emplear a fondo durante horas ya que la mayoría de los materiales que se almacenaban en la planta siniestrada eran papel y cartón prensado altamente combustibles. Otros automóviles de particulares que estaban estacionados en un parking anexo pertenecientes a viajeros del aeropuerto que los dejaron allí al salir de viaje también tuvieron que ser desalojados deprisa y corriendo ante el temor de que les alcanzaran las llamas.

En la imagen superior, un operario retira los coches de un parking cercano. A la izquierda, las llamas afectaron a los pilares de la M-23. Al lado, agentes de Infoca sofocan otro incendio en una zona forestal de Puerto de la Torre. / Ñito Salas | Infoca

Trabajadores de las naves afectadas señalaron a este periódico que es la tercera vez que se produce un incendio en la planta de reciclaje. Apuntaron que su emplazamiento constituye todo un riesgo al almacenar numerosos palés de papel y cartón prensado al aire libre, muchos de ellos pegados a la pared que les separa de sus naves, y junto a la carretera que conduce al aeropuerto, por lo que cualquier colilla arrojada puede suponer un grave riesgo de incendio. José Otegui, uno de los propietarios de la sociedad titular de varias de las naves instaladas en esa zona del polígono de Villa Rosa, mostró su preocupación por lo sucedido y expresó su sorpresa porque «después de los antecedentes ocurridos se mantega la licencia a una planta cuya actividad, con material de reciclaje almacenado pared con pared con el resto de las naves, se ha visto que pone en peligro a los negocios colindantes». Este empresario recordó que ya hace casi dos años otro incendio similar se declaró en el mismo lugar y afectó también a la carretera que conduce al aeropuerto cuando aún no estaba abierta al tráfico. «Entonces Fomento tuvo que intervenir y vino una empresa especializada para determinar los daños ocasionados en la estructura de hormigón de la carretera», señaló.

Algunos conductores abandonaron los coches por el humo. / Ñito Salas

La proximidad de la nave siniestrada con las instalaciones de la bodega Quitapenas, que se encuentra pared con pared, también hizo que los bomberos tuvieran que refrescar la zona para evitar que las llamas se extendieran y alcanzaran los depósitos de alcohol que almacena la bodega. Marta Suárez, de Bodegas Quitapenas, se mostró igualmente indignada por las consecuencias que el siniestro podía haber tenido para su empresa. «Dentro de la nave se ha condensado todo el humo, tenemos unos depósitos de alcohol con miles de litros inflamables y es ya la tercera vez que sucede un incendio en el mismo lugar», indicó. «No entendemos cómo teniendo nosotros todo en regla se puede consentir que a una planta de reciclaje, con todo el riesgo que ello supone, no se les exija unas medidas de seguridad rigurosas para evitar estas situaciones».

Al cierre de esta edición, el acceso al aeropuerto por la M-23 continuaba anoche cortado al tráfico a la espera de que los técnicos determinen si el fuego había causado daños a la estructura. Un retén de bomberos continuaba también anoche en la planta de reciclaje incendiada, además de equipos desplazados desde Torremolinos, Benalmádena y del Consorcio Provincial. Durante el día de ayer, el Centro de Gestión del Tráfico recomendó usar la MA-21 para llegar al aeródromo malagueño. En la zona se colocaron rótulos indicativos al respecto. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron numerosos efectivos de Bomberos de Málaga, de la Policía Local, Policía Nacional así como de la Guardia Civil.

Otro en Puerto de la Torre

Otro fuego, este forestal, se declaró también ayer en el distrito de Puerto de la Torre. Este incendio movilizó a los efectivos del Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, que actuaron con dos medios aéreos, una autobomba, 23 bomberos forestales, dos agentes de medio ambiente, una brigada de refuerzo contra incendios (Brica) y un técnico de operaciones. El incendio quedó estabilizado a primera hora de la tarde.

Otros incendios se declararon igualmente en otros enclaves de la provincia, como en el paraje Haza del Mojón de Benahavís y el paraje La Mina de Marbella. Ambos estaban ayer controlados.

Fotos

Vídeos