Antonio Banderas entra en el accionariado de la bodega El Pimpi

Antonio Banderas y José Cobos./SUR
Antonio Banderas y José Cobos. / SUR

El actor malagueño compra la participación de Francisco Campos, que asumirá la presidencia de honor de la nueva fundación

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Antonio Banderas sigue uniendo su nombre al de su ciudad natal. Tal y como adelantó ayer este periódico en su edición digital, el actor malagueño ha entrado a formar parte del accionariado de las bodegas El Pimpi tras comprar la participación que tenía Francisco Campos. Por su parte, el empresario saliente asumirá la presidencia de honor de la recién creada Fundación El Pimpi tras una larga trayectoria empresarial. Con esta incorporación al accionariado, la sociedad que gestiona el restaurante queda formada por Antonio Banderas –a través de su grupo de empresas–, la familia Cobos –con José Cobos a la cabeza– y Pablo Gonzalo, que es el actual gerente del establecimiento.

A sus 83 años, y tras una larga carrera vinculada al restaurante, Francisco Campos pasa a ocupar la presidencia honorífica vitalicia de la recién creada Fundación El Pimpi, que se presentará oficialmente el próximo 13 de diciembre y será la encargada de aglutinar todas las acciones sociales y solidarias que desarrollen a partir de ahora. Además, el nuevo accionariado ha acordado ponerle su nombre a una sala de El Pimpi y propondrá al Patronato de la Fundación la creación de un premio cultural anual denominado Paco Campos.

Etapa de crecimiento

La entrada de Banderas en el accionariado de la sociedad responde al interés de seguir creciendo en la ciudad. Según ha podido saber este periódico, El Pimpi continuará en la misma línea de trabajo y dinámica de crecimiento que hasta ahora. Entre los proyectos de futuro se encuentra la creación de otras áreas de negocio como una escuela de hostelería o un catering.

Para los actuales propietarios, la llegada del actor supone una gran noticia porque es malagueño, tiene unos valores similares a El Pimpi y está muy vinculado a las actividades de esta firma. Es más, detallan que la incorporación de Banderas responde a su apuesta por la ciudad de Málaga.

Fundada en 1971, El Pimpi es una de las bodegas con más solera de Málaga. Formada por los restaurantes El Pimpi y La Sole (situados en las calles Granada y Zegrí), ofrece la posibilidad de disfrutar de la gastronomía local, de la tradición y cultura propias del sur de España.

Este será el segundo proyecto con el que se vincule Antonio Banderas en la ciudad tras elegir el teatro Alameda para desarrollar su futuro proyecto escénico. Aunque aún queda más de un año y medio para que sea realidad, Banderas ha decidido que el nuevo recinto pasará a llamarse Teatro del Soho y que sea un puente entre Europa y Broadway. La primera representación está prevista para septiembre de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos