Las antiguas oficinas unirán el uso social con servicios municipales para El Palo

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Antonio Delgado, histórico dirigente vecinal y representante de la Federación Unidad en el distrito, recordó ayer los esfuerzos del barrio para que el edificio de las antiguas oficinas no fuera demolido, tal y como se ha logrado finalmente. «Hemos conseguido que no se derribe y que tenga un uso social», destacó. También habrá aseos para los visitantes del cercano parque.

Al respecto, el alcalde, Francisco de la Torre, puso de relieve que el presupuesto necesario, de 900.000 euros, ya está incluido en el Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles, y permitirá, en unos 900 metros cuadrados, agrupar oficinas municipales que están dispersas; así como dedicar salas a usos culturales, sociales y del movimiento asociativo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos