¿Antigua Siemens o nueva EMT?

Una treintena de autobuses de la EMT permanecen aparcados en la antigua factoría. /Fernando González
Una treintena de autobuses de la EMT permanecen aparcados en la antigua factoría. / Fernando González

La falta de espacio en las cocheras de San Rafael obliga a la empresa de autobuses a alquilar el ‘parking’ de la factoría, cerrada desde 2015 a la espera de comprador

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

La antigua fábrica de Siemens, ubicada en la avenida de Ortega y Gasset, puso fin en septiembre de 2015 a cuatro décadas de actividad una vez que se completó el traslado de la decana de la electrónica en la provincia a su nueva sede en elParque Tecnológico, ya bautizada como Epcos. Desde entonces está a la venta a la espera de un inversor que compre los terrenos para destinarlos a oficinas y hotel, tal y como está previsto en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de Málaga. En este tiempo le han salido varios novios, pero ninguno se ha atrevido a dar el paso definitivo. Así que los edificios de la antigua factoría están cerrados a cal y canto. Pero no así el aparcamiento, que desde hace unos meses se ha convertido en una cochera provisional de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), que sigue esperando desde hace años su traslado a una parcela más amplia contigua al recinto ferial de Cortijo de Torres, junto al auditorio municipal.

Ante las estrecheces de las instalaciones del Camino de San Rafael, agravada en el último año a medida que han ido llegando los 46 nuevos autobuses que se han incorporado a la flota, la sociedad municipal ha arrendado (no llega a los mil euros mensuales) parte del aparcamiento de la factoría para ubicar de forma provisional una treintena de vehículos que permanecen fuera de servicio, mientras los 250 que están operativos continúan en las cocheras municipales. «Son autobuses que no están en la dinámica de tenerlos a punto para reforzar ocasionalmente el servicio y a los que les iremos dando salida (donaciones, fundamentalmente). Y como necesitamos estar más holgados debido a los nuevos vehículos adquiridos y los otros diez articulados que están por llegar les propusimos alquilar una parte de la campa», explica el gerente de la EMT, Miguel Ruiz.

Una treintena de buses fuera de servicio permanecen estacionados en las instalaciones de la firma electrónica Epcos, del grupo TDK

Una compañía de distribución también se ha instalado recientemente en parte de la campa

En Epcos (perteneciente al grupo TDK) aceptaron la propuesta y, desde entonces, permanecen estacionados en la parte del aparcamiento más próxima a la calle Juan Gris sin el menor movimiento. Pero no son los únicos, ya que en recientemente también ha sido alquilada la otra mitad de la campa a una empresa de distribución que, según ha podido saber este periódico, presta servicio para el portal de compras ‘on line’ Amazon. De esta forma, frente a los autobuses urbanos la actividad es frenética, con camiones de logística y un continuo vaivén de furgonetas de reparto blancas y sin rotular.

En cuanto a las futuras instalaciones de la EMT, en la Gerencia Municipal de Urbanismo tienen ultimado el proyecto para el futuro traslado tanto de la empresa de transportes como de los Servicios Operativos Municipales, que actualmente se levantan en la zona de El Duende, en el Camino de San Rafael, ya que en esos terrenos está prevista la creación de un nuevo barrio residencial, bautizado como Manzana Verde y concebido como una ciudad a escala con cerca de un millar de viviendas (la mayoría de protección oficial) bajo criterios de sostenibilidad ambiental, integración social y eficiencia energética.

A falta de que haya disponibilidad presupuestaria para construir la nueva sede de la EMT, que tendría capacidad para 340 autobuses y costaría unos 20 millones de euros, en lo que sí que se está trabajando es en acondicionar la explanada donde está proyectada para que al menos pueda albergar los vehículos que están en desuso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos