Ángel Rodríguez: «El Consejo Consultivo va a ejercer su función con independencia»

Rodríguez se acogerá a partir de hoy a una excedencia en la UMA. /Sur
Rodríguez se acogerá a partir de hoy a una excedencia en la UMA. / Sur

Ángel Rodríguez Catedrático de Derecho Constitucional y nuevo integrante del Consejo Consultivo de Andalucía. El docente sostiene que para quienes se dedican al constitucionalismo esta responsabilidad es un trabajo «ilusionante»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Tras 35 años dedicado a la docencia y la investigación, Ángel Rodríguez Vergara estará a partir de hoy en situación de excedencia en la cátedra de Derecho Constitucional de la Universidad deMálaga tras haber sido nombrado consejero permanente del Consejo Consultivo de Andalucía por un periodo de cinco años renovable por otros tantos. Hoy tomará posesión de su cargo, en un acto en Sevilla presidido por Susana Díaz, tras la renovación de este órgano, donde hasta ahora había estado otra malagueña, María Luisa Balaguer, ahora magistrada en el Constitucional.

¿Cuál es la importancia del Consejo Consultivo dentro de las instituciones andaluzas?

–Es el máximo órgano de consulta técnico-jurídica de la administración andaluza ante el que cualquier administración autonómica o local puede plantear sus consultas. Consultas que van desde las que debe hacer el gobierno andaluz antes de presentar un anteproyecto de ley o de presentar ante el Constitucional un recurso de inconstitucionalidad o un conflicto de competencias hasta las de cualquier administración local antes de adoptar algún tipo de disposición. Además tiene que dictaminar, bien con carácter preceptivo o facultativo, en materias como urbanismo o reclamación patrimonial a una administración pública por encima de una cierta cantidad.

¿Sus decisiones son vinculantes?

–En la gran mayoría de los casos el carácter no es vinculante. El Consejo Consultivo no entra en cuestiones de oportunidad política, sino en cuestiones jurídicas. Incluso en donde no es vinculante se suele seguir las recomendaciones del Consejo Consultivo. Lo que sí hay es una obligación de que cuando la administración consultante se aparta del dictamen del Consejo, lo tiene que hacer constar.

¿Cuál es la función de un consejero?

–Como consejero de la permanente nos reuniremos una vez a la semana y cada consejero se encargará como ponente de los proyectos de dictámenes que le encargue el presidente. Hay un volumen importante de trabajo y la ley establece unos plazos para que se resuelva con celeridad.

¿Es un puesto remunerado?

–Sí para los consejeros de la permanente, que somos seis y el presidente, y tenemos dedicación exclusiva. De ahí la incompatibilidad con la docencia. Los integrantes del pleno, que son más y donde está la catedrática malagueña Ana Cañizares, pueden compatibilizar su pertenencia a este órgano con otras actividades como la docente.

¿Cómo afronta esta nueva responsabilidad?

–Es un reto que asumo con mucha ilusión y ganas de trabajar. En el campo del Derecho Público, y más especificamente del Derecho Constitucional, en el ámbito de nuestra comunidad autónoma pocos sitios hay en donde se puede aplicar en la práctica los conocimientos que uno ha adquirido en la teoría de forma más directa que en el Consejo Consultivo de Andalucía. La misión del Consejo es velar para que el gobierno y la administración andaluza y las administraciones locales de la comunidad, en la aprobación de las normas, respeten lo que establece la constitución y el Estatuto de Autonomía. Por tanto, para quienes trabajamos en el ámbito del Derecho Constitucional es un trabajo muy ilusionante.

Propuesta de Cano Bueso

¿Quién le propuso?

–La propuesta formal parte del gobierno andaluz. En mi caso tengo que decir que he tenido un contacto muy cercano con el Consejo Consultivo desde hace años ya que he estado colaborando a través de varios consejeros que han sido profesores de mi disciplina y, por supuesto, con el presidente, Juan Cano Bueso, que es catedrático de Derecho Constitucional en Almería. En este clima de colaboración se fue fraguando esta idea y como había una renovación, Juan puso mi nombre sobre la mesa. Un gesto que le agradezco.

La renovación del Consejo Consultivo se ha hecho sin consenso político, lo que ha provocado críticas al gobierno andaluz, ¿qué le parece?

–Hay distintos modelos. Hay consejos consultivos en otras comunidades que son de nombramiento parlamentario, pero en Andalucía, siguiendo el modelo del Consejo de Estado, se atribuye al gobierno regional la capacidad para hacer los nombramientos de los consejeros que no son natos y así se ha hecho.

¿Este hecho de la falta de consenso político puede marcar la labor que desarrollen a partir de ahora?

–No. Confío en que no. Es verdad que el nombramiento ha venido sólo del gobierno andaluz, pero también es verdad que ha primado sobre todo el carácter técnico-jurídico. En la renovación de la permanente, la mayoría de los consejeros provenimos de la universidad y gente que tiene experiencia consolidada en el ámbito de la administración pública. Ante esta polémica, sólo decir que con un poco de tiempo que se nos dé se demostrará que el Consejo Consultivo va a ejercer sus funciones con independencia. Con independencia de quien nos nombra, los consejeros gozamos de independencia en el ejercicio de nuestras funciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos