El amigo Félix sigue igual

El amigo Félix sigue igual
Cosas de la ciudad

La escultura 'homenaje' al naturalista permanece casi semioculta en los Jardines Picasso entre unas piedras en cuya base aparecen algunas basuras e incluso una lata de pintura

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Hace más de dos años surgió una iniciativa de un grupo de ciudadanos para reclamar un recinto canino en los Jardines Picasso. La iniciativa pasaba porque se instalara dicho recinto y a la vez se mejoraran los jardines situados entre la avenida de la Aurora y la de Andalucía, al considerar los impulsores de esa petición que estaban desaprovechados, por lo que solicitaban su reforma para darle un cambio de fisonomía y también de uso, incluyendo el espacio para los perros solicitado. Además consideraban que sería necesario una rehabilitación y una tarea de mantenimiento de las esculturas, algunas de las cuales, como la de Félix Rodríguez de la Fuente, está situada allí.

Para ello entraron en contacto con la Fundación de Félix Rodríguez de la Fuente, a la que expusieron su inquietud y expresaron su deseo de que con su iniciativa se rehabilitara la estatua homenaje al naturalista existente en el recinto y que en tan lamentable estado se encuentra para de esta forma hacerle un homenaje. La fundación les respondió y tras agradecer la idea del homenaje les comunicó que al tratarse de una demanda popular en referencia a un espacio de gestión municipal, se salía del marco de su actuación. Han pasado casi tres años de aquello y la escultura de Félix Rodríguez de la Fuente sigue igual.

Casi semioculta, entre unas piedras en cuya base aparecen algunas basuras e incluso una lata de pintura que alguien ha debido dejar allí no sabemos si en ‘homenaje’ al naturalista o por quitarla y ahorrarse el camino hacia una papelera, el caso es que el monumento que fue costeado por los escolares malagueños en recuerdo de Félix Rodríguez de la Fuente, obra del escultor malagueño Antonio Arjona, se encuentra mutilada desde hace años, pues al poco de su inauguración le robaron el halcón que en gesto de cetrero exhibía en el antebrazo del personaje. Además, el cuerpo de la escultura, de bronce, se encuentra en un estado de inestabilidad peligrosa y puede terminar cayéndose.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos