Cosas de la Ciudad

Del altozano a El Palo

Acera sucia en la calle Altozano.
Acera sucia en la calle Altozano. / J.M.A.

Quejas por la mugre acumulada en las calles y por la presencia de ratas, cucarachas y pulgas

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAYMálaga

El Altozano y El Palo poco tienen en común. Si acaso la suciedad de sus calles, según las quejas recibidas de sus vecinos. «La aceras llevan sucias meses. Hay ratas, cucarachas y pulgas. Y todo eso junto a un Centro de Salud», se queja un vecino del Altozano. Al inicio de esta calle se encuentra el Centro de Salud de la Victoria, que da servicio sanitario al barrio de la Victoria. Subiendo la calle aparecen las primeras muestras de suciedad en la acera y en las escaleras de acceso a las viviendas. «Aquí solo limpian cuando hay procesiones y pasa la Virgen del Rocío», asegura una vecina. «Para que esta calle esté medianamente limpia tendrían que venir a baldear al menos una vez a la semana», dice. Es la única forma con la que podría acabarse con la imagen de negritud que ofrecen algunos tramos de las aceras. Además de que no se baldee de forma periódica, señala que existe otro motivo que explica la mala imagen que ofrece la calle:la poca colaboración ciudadana. «Hay gente que no recoge las cacas de sus perros porque dicen que para eso están los barrenderos, y otros que lo ensucian todo», se queja. Y da cuenta de que en algunos naranjos de la calle se han colocado bolsas de basuras con el fin de que no aparezcan tiradas por el suelo botellas, latas y demás desperdicios. Una medida que dice ha creado incluso algunos enfrentamientos entre algunos vecinos y que, a la vista está, no todos hacen uso de ella.

Bolsas en los naranjos. / J.M.A.

No es la única queja por la suciedad en rincones de la ciudad. Carmen Roldán reside en El Candado y escribe al periódico para denunciar la suciedad de las calles de El Palo. «Las aceras están siempre sucias, con manchas, pegotes y refregones de no haber limpiado desde hace mucho tiempo», dice. «Jamás veo a ningún barrendero ni equipos de limpieza adecentando aceras y paredes. Es una vergüenza, porque nuestro barrio es bonito y tiene mucha población. No podemos permitir que tenga este aspecto con la cantidad de turismo nacional y extranjero que anda por nuestras calles. Tal vez las playas estén más decentes, pero las calles del barrio están impresentables. Le pediría al alcalde que haga algo al respecto», concluye diciendo en un escrito.

Plaza rosa chacel: los restos de la ‘última cena’

Las quejas por la suciedad en la plaza Escritora Rosa Chacel, en la zona del Molinillo, se repiten. Los bancos situados en esta plaza tras su reciente remodelación amanecen llenos de restos de comida y envases de bebida ofreciendo un espectáculo más que lamentable. ¿Será por falta de papeleras? Ese no parece ser el problema, pues en la zona se encuentran unos contenedores. Se trata lisa y llanamente de falta de civismo de las personas que ocupan esos bancos y dejan allí tirados los restos de la comida. Los residentes en la zona han denunciado además que las mismas personas que dejan el entorno sucio provocan mucho ruido a altas horas de la madrugada.

Suciedad en la plaza.

No es la primera vez que la plaza Escritora Rosa Chacel aparece en esta sección, ya que cuando estaba en plena remodelación, vecinos se quejaron de que el jardín que había se estaba sustituyendo por un pavimento de hormigón y criticaron la instalación de bancos.

Fotos

Vídeos