Una alianza público-privada busca soluciones tecnológicas a problemas de atención sanitaria

Rafael Solana, De Arellano, Narváez, Castro, Joaquín Mateos y Mariano Ruiz, ayer en el Rectorado. /SUR
Rafael Solana, De Arellano, Narváez, Castro, Joaquín Mateos y Mariano Ruiz, ayer en el Rectorado. / SUR

La multinacional biofarmacéutica MSD promueve un concurso para que grupos de investigación de Málaga y Sevilla aporten soluciones a enfermedades cardiacas

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Una alianza público-privada permitirá que los investigadores del área biosanitaria trabajen para solucionar problemas concretos, que tendrán su traslado a terapias o medicamentos. La multinacional biofarmacéutica MSD -marca de Merck & Co., con sede central en Kenilworth, (Nueva Jersey, Estados Unidos, y que tiene en Salamanca una planta dedicada a la producción de vacunas para salud animal- se ha unido a las universidades de Málaga y Sevilla y los parques tecnológicos de ambas ciudades para promover el desarrollo de productos específicos que puedan solucionar problemas sanitarios, en esta primera convocatoria relacionados con el corazón.

Innovando Juntos, el proyecto presentado ayer en el Rectorado de Málaga, lanza un reto a los grupos de investigación y empresas de Málaga y Granada para que aporten soluciones tecnológicas innovadoras a un problema concreto, en este caso la estenosis de la válvula aórtica, un problema en el funcionamiento de esta válvula, que no se abre por completo, por lo que disminuye el flujo de sangre desde el corazón. El director de la Cátedra de Terapias Avanzadas de Patología Cardiovascular de la UMA, Eduardo de Teresa, explicó que se pretende crear una herramienta informática que ayude en la toma de decisiones sobre las opciones de tratamiento de esta patología.

La presentación de este acuerdo de colaboración contó con la presencia del consejero de Economía e Innovación, Antonio Ramírez de Arellano; de los rectores de Málaga y Sevilla, José Ángel Narváez y Miguel Ángel Castro, y del director médico de MSD, Joaquín Mateos, así como del secretario general de Investigación y Desarrollo en Innovación en Salud, Rafael Solana. Narváez se felicitó por esta iniciativa, que «abre nuevos horizontes en la investigación» y permitirá la transferencia de conocimiento desde la universidad a las empresas. Ramírez de Arellano afirmó que es un ejemplo de la colaboración público-privada y «un modelo a extender». Y el rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, subrayó que esta manera de acercar el sector productivo al conocimiento universitario garantiza una innovación que mejora la sociedad.

Esta convocatoria de Innovando Juntos está dirigida a grupos de investigación y compañías de salud digital que quieran trabajan en el desafío planteado desde MSD y la Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular. Hasta el 30 de abril hay plazo para presentar propuestas de soluciones. En abril se anunciará los tres finalista, que defenderán su idea ante un jurado experto. La solución tecnológica ganadora obtendrá hasta 15.000 euros para desarrollar su idea.

El director médico de MSD, Joaquín Mateos, aseguró que este proyecto contribuirá a la generación de soluciones tecnológicas a los retos de gestión sanitarios, como parte importante del compromiso de esta empresa por el impulso a la investigación y el desarrollo de soluciones en materia de salud. Las instituciones ya planifican los próximos retos, que estarán relacionados con diabetes y oncología.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos