La Alhambra se acerca a Málaga

Los operarios trabajan en el montaje de las nuevas puertas/Paula Hérvele
Los operarios trabajan en el montaje de las nuevas puertas / Paula Hérvele

El Hamman Al Andalus estrena dos puertas nazaríes fabricadas de forma artesanal por una de las restauradoras del palacio granadino

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

La ciudad se ha acercado un poco más a la Alhambra de Granada de la mano del Hamman Al Andalus. La empresa malagueña instalada en la plaza de los Mártires ha estrenado dos puertas de lacería nazaríes como las que se encuentran en el acceso al principal monumento de la ciudad granadina. De hecho, la nueva entrada ha sido ejecutada por la restauradora, artesana, investigadora y docente Gloria Aljazairi, quien además ha trabajado en numerosos proyectos en el interior del palacio.

Para la puerta de la capital, la restauradora ha elegido el mismo diseño que tiene la única puerta que daba acceso a los baños de Yusuf I, un elemento que se encuentra en el Patio de Arrayanes, concretamente la que da acceso a los famosos Baños de Comares de La Alhambra. Se trata de un trabajo artesanal que recupera todo el sistema tradicional de la carpintería nazarí. «Lo hemos hecho todo como lo hacían en la Edad Media», explica Gloria Aljazairi, que también era jefa de servicios técnicos de carpintería de la Alhambra. «Hemos utilizado los mismos materiales que se usaban en la época y los mismos sistemas de giro, de herraje e incluso de alzaje», añade.

Detalle de la puerta.
Detalle de la puerta. / SUR

La restauradora, que ha venido desde Granada para montar la nueva entrada, explica que han tardado tres meses y medio en diseñar la puerta, e incluso para la instalación se trajo a algunos de los mejores montadores que han trabajado en la Alhambra. Explica que la complejidad técnica se basa en el giro del larguero, «una pieza estructural de la puerta que se prolonga tanto por la parte de arriba como la de abajo. Arriba se introduce una gorronera, que se ancla al muro y se encaja y permite girar por la misma gravedad». Cada una de las puertas están fabricadas de mármol crema de Loja, un material que usaban en esa época, junto con mármol de Macael (Almería) y piedras de Sierra Elvira; y de pino español.

La nueva puerta –cuyos detalles principales pueden observarse en la parte interior– se enmarca dentro del proyecto de recuperación de elementos y tradiciones andalusíes. El gerente de Hamman Al Andalus, Antonio Rivadeneyra, explica que llevaban tiempo queriendo cambiar la principal puerta de acceso y que entre todas las propuestas eligieron la de esta empresa granadina porque respetaba todos los procesos artesanales. Igualmente explica que el diseño elegido es fundamental porque es «acorde a la decoración del Hamman, que está inspirado en la Alcazaba de Málaga y en la Alhambra».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos