Alfonso Dastis: «No hay lugar para ningún tipo de intermediación en Cataluña»

Briones, Bendodo, Dastis, Arias Cañete, De la Torre y una representante de la UE, ayer. / Francis Silva

El ministro de Exteriores, que participó en Málaga en un acto junto al comisario europeo Miguel Arias Cañete, insta a la Generalitat a «volver a la legalidad»

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Alfonso Dastis respondió ayer con contundencia y claridad desde Málaga a la reclamación de Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, de una mediación internacional para reconducir las relaciones institucionales entre Cataluña y España. «No hay lugar para ningún tipo de intermediación», afirmó el ministro de Exteriores y Cooperación antes de participar en el Centro Pompidou junto al comisario europeo Miguel Arias Cañete en al acto 'Diálogo Ciudadano' organizado por la Unión Europea.

Dastis remarcó que la situación política y social que se está viviendo estos días en Cataluña «no es ningún conflicto internacional» que justifique una mediación y añadió: «Lo que hay es que debe restablecerse el Estado de Derecho y los valores en los que se basa la Constitución Española».

Preguntado sobre si el Gobierno español teme una declaración unilateral de independencia de Cataluña en los próximos días, el ministro de Exteriores se remitió a las declaraciones del presidente Mariano Rajoy de este jueves y reiteró que «hay tiempo para volver a la legalidad y restablecer el orden y eso es lo que esperamos que hagan». «Nosotros a lo que vamos a estar es en seguir defendiendo la democracia y el Estado de Derecho», apostilló.

Ya en el acto, ambos políticos volvieron a ser cuestionados por la situación en Cataluña y la repercusión en la UE. En este sentido, Miguel Arias Cañete, comisario de Acción por el Clima y Energía, se remitió al debate celebrado el pasado miércoles en el Parlamento Europeo donde quedó claro que el mensaje mayoritario es que «unidos somos más fuertes». «La Unión Europea fue un proceso de construcción, de unión y no de desintegración», destacó, al tiempo que recordó las palabras del François Miterrand de que «el nacionalismos es la guerra».

Alfonso Dastis, por su parte, apuntó que el objetivo de la UE es unir y no separar e insistió en que el objetivo es «superar los nacionalismos».

Miguel Arias Cañete y Alfonso Dastis vinieron a Málaga a hacer proselistimo y una labor pedagógica sobre la UE. Y es que las políticas de la Unión Europea están muy presentes en el día a día cotidiano. No hay más que echar mano de nuestra cartera para ver el euro; viajar por el continente para comprobar que ya no es necesario ir con el pasaporte en la maleta; mirar alrededor para ver infraestructuras que se han financiado desde Bruselas; o comprobar como algún familiar o amigo se ha beneficiado del programa Erasmus de movilidad académica de los estudiantes y profesores universitarios.

Sin embargo, según los datos del Eurobarómetro, la ciudadanía ve a la UE como una institución lejana y al objeto de mejorar el conocimiento de la misma, desde la Comisión Europea que preside Jean-Claude Juncker se ha puesto en marcha el programa 'Diálogo ciudadano'. Una iniciativa en la que representantes de las instituciones europeas y de los gobiernos de la unión participan en encuentros con ciudadanos. El de este jueves en la capital malagueña y moderado por la periodista Eva Encina, pudo seguirse por videoconferencia en Sevilla, Huelva y Algeciras (Cádiz).

Durante casi dos horas, el ministro de Exteriores y el comisario europeo respondieron a las preguntas de los ciudadanos y expusieron sus planteamientos sobre el futuro de la UE y asuntos que están encima de la mesa como la política económica y de desarrollo, el 'Brexit' y sus consecuencias, la lucha contra los movimientos euroescépticos y eurófobos, el desafío del cambio climático y la política energética, la globalización y sus retos, los tratados comerciales, la cooperación, el papel del Parlamento Europeo o la política exterior.

Dastis y Arias Cañete defendieron el papel de la UE tanto dentro de sus fronteras como fuera proyectando sus valores democráticos y coincidieron en destacar los efectos positivos para España que ha tenido la entrada en esta institución supranacional. Ambos políticos admitieron que la Unión Europea está en un momento trascendental en el que debe definir su papel geoestratégico en un mundo en constante cambio y con importantes retos por delante en seguridad, comercio o desarrollo y sostuvieron que el 'Brexit' ha sido «un revulsivo, un acicate» para profundizar en la unión europea.

«Si en 2016 había un clima de europesimismo, en este 2017 estamos notando un clima de optimismo respecto a la Unión Europea», subrayó Arias Cañete.

Fotos

Vídeos