Alertan del riesgo de «desaparición paulatina» de la unidad médica de los Bomberos

SUR MÁLAGA.

La Unidad Médica de Salvamento e Intervención (UMSI) del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga ha alertado de que el Ayuntamiento de la capital «tiene la intención de que su servicio desaparezca». El jefe de la UMSI, el doctor Francisco Ramírez, advirtió ayer que el equipo de gobierno «ha expresado su voluntad de no ir reponiendo personal y dejar morir la Unidad».

Como prueba, Ramírez aseguró que las dos jubilaciones que ha habido desde la creación de la UMSI en 1989 «han sido amortizadas». A esto se le añade que «la edad media de los médicos es de 60 años, con lo que se encuentran con dificultades para trabajar en las actuaciones complejas en las que intervienen los bomberos». «Necesitamos que se cubran los puestos de los dos compañeros jubilados con profesionales jóvenes», insistió.

Actualmente, el equipo de la UMSI está formado por cuatro médicos y seis enfermeros, que atienden alrededor de 700 asistencias extra hospitalarias anuales, de las que casi 400 corresponden a demandas de socorro en interior de viviendas que requieren de la intervención de Bomberos para acceder a las mismas.

La mayoría de estas acciones atienden a un sector de la población «muy vulnerable y creciente», como son las personas mayores que viven solas. El resto, hasta completar las 700, son las relativas a víctimas de accidentes de tráfico, amenazas de suicidio, precipitados, víctimas de incendios por humo, fuego o ataques de pánico, rescates en zonas montañosas y atención sanitaria a los bomberos heridos en rescate.

Fotos

Vídeos