Los alcaldes se ponen las pilas en año preelectoral para intentar desbloquear proyectos pendientes

Los alcaldes se ponen las pilas en año preelectoral para intentar desbloquear proyectos pendientes

El Astoria en la capital, el PGOU en Marbella, el tranvía de Vélez o la Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín, entre los retos municipales para este mandato

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Dice el refrán que año de nieves, año de bienes. 2018 comenzó tiñendo de blanco buena parte de la provincia, así que si el dicho se cumple, será un gran año en tierras malagueñas. Pero hay otro dicho que, careciendo igualmente de toda base científica, sí que ofrece mayores garantías de acierto: año preelectoral igual a año de puesta en marcha de grandes proyectos. A poco más de un año para la nueva cita con las urnas (mediados de 2019), los alcaldes de la provincia se han puesto el mono de trabajo para impulsar un sinfín de mejoras en los barrios, pero también para tratar de zanjar una amplia relación de asuntos pendientes que llevan tiempo enquistados. Con una ciudad que estará levantada por pequeñas obras, el hotel de Moneo en Hoyo de Esparteros, la creación de un pulmón verde en los terrenos de Repsol o el acondicionamiento como parque forestal del Campamento Benítez o la remodelación del servicio de limpieza son algunas de las actuaciones que deberían quedar resueltas en la capital, pero por su calado destacan otras tres: el metro al Civil, el futuro del Astoria y la ansiada integración urbana del río Guadalmedina. En el resto de municipios, la lista también es extensa: la vuelta a la legalidad urbanística en Marbella, la puesta en servicio del tranvía de Vélez, el desbloqueo de la Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre o la tramitación para que Torremolinos pueda albergar el mayor parque comercial del Mediterráneo son las principales iniciativa que marcarán la agenda municipal de este año.

MÁLAGA CAPITAL Despejar con la Junta el futuro del metro al Hospital Civil

¿Llegará el metro de Málaga hasta el Hospital Civil? Ésa es una de las principales incógnitas que habrá que despejar este año en torno al suburbano. La Junta de Andalucía tiene desde hace dos meses vía libre para sacar a concurso las obras del tramo en superficie que discurrirá entre El Corte Inglés y el centro sanitario, que requieren una inversión de 41 millones de euros. Pero de momento no se decide a dar el paso debido al rechazo frontal del alcalde, Francisco de la Torre, por las afecciones que el tranvía tendría en el tráfico por Eugenio Gross y, especialmente, por el perjuicio económico que supondría para la EMT. Pese a que ése fue el trazado acordado con la presidenta andaluza, Susana Díaz, en el convenio que ambas administraciones suscribieron en 2013 para desbloquear la llegada del metro al Centro, De la Torre mantiene por activa y por pasiva que llevar el tranvía hasta el Civil «no es prioritario» y que los esfuerzos de la Consejería de Fomento deben centrarse en terminar el túnel entre el puente de Tetuán y la Alameda Principal y en reanudar las obras del tramo intermedio que discurre entre Vialia y El Corte Inglés, que están paradas desde septiembre de 2015 por los problemas con la anterior adjudicataria. En cualquier caso, en la Junta prefieren no mover ficha y aguardar a que el Consistorio diga oficialmente si permitirá o no su ejecución. Si la respuesta fuera negativa, el Gobierno autonómico contempla acudir a los tribunales para determinar cuál de las dos administraciones tendría que asumir los tres millones de euros anuales que habría que abonar a la concesionaria por los 2,7 millones de viajeros que dejaría de captar por no terminar la red del suburbano conforma a lo pactado en 2013.

MÁLAGA CAPITAL El edificio del Astoria, sin uso tras comprarlo en 2010

La indecisión del equipo de gobierno del PP sigue dejando abierto el final de la película sobre el Astoria que empezó a rodarse en 2010 cuando el Ayuntamiento adquirió por 20,7 millones la manzana de los antiguos cines para ejecutar un gran equipamiento cultural. Que si un mercado ‘gourmet’, que si un museo de museos (una temática distinta en cada planta), que si un teatro… Así ha transcurrido casi una década mientras el edificio actual sigue deteriorándose como símbolo de uno de los principales puntos negros del Centro. Tras la renuncia del actor Antonio Banderas y el arquitecto José Seguí a desarrollar la actuación con la que ganaron el concurso de ideas impulsado precisamente por el Consistorio, el gobierno local tiene previsto convocar un procedimiento público para ceder la parcela a un privado de forma que construya y explote en ella un proyecto que sea viable económicamente y que a la vez tenga un marcado componente cultural. De momento, una empresa ha mostrado interés en regenerar la manzana con un auditorio y negocios de hostelería.

MÁLAGA CAPITAL La integración urbana del río Guadalmedina

Si la película del Astoria se está alargando más de la cuenta, la esperada integración urbana del Guadalmedina que borraría definitivamente la cicatriz que parte la ciudad en dos daría para varias trilogías desde que el asunto se coló en la agenda política en 1999. Una vez que la Junta de Andalucía ha dejado claro que el cauce no se puede tocar ni es posible darle uso ciudadano, el primer hito será aprobar el plan especial en el que se dejen sentadas las bases de lo que se hará en el futuro. ¿Y qué se hará? En principio, la actuación más destacada sería la creación de ‘puentes-plaza’ en el trazado que discurre en paralelo a las avenidas de Fátima y la Rosaleda; es decir, amplios tableros de uso exclusivamente peatonal que no sólo sirvan para cruzar el río, sino también como zona de esparcimiento.

MARBELLA El festival Starlite y el nuevo planeamiento urbanístico

En Marbella, la alcaldesa del PP Ángeles Muñoz tiene como asunto más inmediato que resolver, no ya dentro de este año sino en menos de cuatro meses, el nuevo rumbo que tomará la celebración del festival musical Starlite. Pese a que la organización lleva semanas presentando artistas en cartel y ha puesto a la venta las entradas, lo cierto es que sigue en el aire la concreción de los nuevos horarios a los que se tendrá que ajustar la empresa. Precisamente este asunto, junto al nuevo canon impuesto desde el Ayuntamiento por el uso de la Cantera de Nagüeles como escenario, ya enfrentó el año pasado a la organización con el anterior equipo de gobierno tripartito. Tanto se llegó a tensar la cuerda que el festival amagó con buscar otro destino. Con la vuelta del PP al gobierno marbellí –recuperó la alcaldía en agosto pasado tras una moción de censura junto a los independientes de San Pedro OSP–, se han empezado a dar pasos con los que se pretende encontrar un punto medio que satisfaga las exigencias de la empresa dentro de la legalidad vigente.  

El tema urbanístico es otra de las patatas calientes para el Ejecutivo local en pleno año preelectoral. El gobierno de Muñoz ha continuado la hoja de ruta marcada por el anterior tripartito para dotar de seguridad jurídica al urbanismo local tras la anulación del PGOU de 2010. En este año el reto será echar a andar el nuevo planeamiento. La delegación municipal de Ordenación del Territorio espera contar en breve con el trabajo encargado a una comisión de expertos a los que se encargó la elaboración de un documento básico con las líneas generales que marcará el desarrollo posterior del nuevo plan general, cuyo avance podría licitarse en este año.

Otro de los compromisos adquiridos por el gobierno municipal del PP y OSP pasa por desbloquear la paralización en la que se encuentra la obra para ampliar el Museo del Grabado. Hace unas semanas, la alcaldesa cerró en Madrid el compromiso del Gobierno central de volver a consignar en los presupuestos de este año (sean los prorrogados de 2017 o no) una asignación directa de un millón de euros (en una partida bianual) para acometer esta actuación. Es la misma inversión que se perdió durante el gobierno tripartito (tras estar presupuestada para 2015 y 2016) debido a la no presentación ante el Ministerio de Fomento del proyecto definitivo de la obra con los pertinentes informes de evaluación de la Consejería de Cultura de la Junta. Recuperada la partida, el equipo de gobierno quiere dar celeridad a los trámites previos a la licitación. 

Pendiente de desarrollo se encuentra la tercera fase de la obra del bulevar de Arroyo Primero, en Las Albarizas. La primera fase está a punto de concluir después de meses de paralización al detectarse problemas en el embovedado del arroyo sobre el que se había proyectado un auditorio. Esta situación, mientras se modificó el proyecto, provocó que la ciudad haya perdido la subvención de la Diputación de 1,7 millones de euros concedida en 2015 . El Consistorio ha debido afrontar con fondos propios esta cantidad más otros 400.000 euros correspondientes al modificado del proyecto. A punto de concluir la primera fase de los trabajos, está en licitación la segunda, que recibirá 369.000 euros de los fondos destinados a inversiones sostenibles del remanente de Tesorería municipal de 2016.

VÉLEZ Un tranvía que sigue parado y un teatro sin rehabilitar

Más de dos años después de que la Junta se comprometiera a sufragar el 40% del déficit del tranvía de Vélez, paralizado desde el 4 de junio de 2012, el sistema sigue suspendido. El alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE) no ha logrado aún desbloquear la situación en que se encuentra. Tampoco ha llevado a cabo la obras para poner a punto la infraestructura, presupuestadas en 1,5 millones. El Consistorio se escuda ahora en la negativa de la empresa concesionaria a volver a reponer el tranvía con el argumento de que ello supondría una reforma sustancial del actual contrato. El acuerdo con la concesionaria se realizó por un periodo de 25 años precisamente para gestionar el tranvía y otras líneas de autobuses, aunque tras la suspensión de la línea ferroviaria fue modificado para prestar el transporte sólo con autobuses.

Otro proyecto que no termina de cuajar es la rehabilitación del teatro Lope de Vega. El Ayuntamiento ha conseguido recientemente de la Diputación una nueva prórroga para el uso de la subvención de 1,2 millones de euros destinada a esta obra. El inmueble fue adquirido por el Consistorio en febrero de 2014 por 495.870,56 euros. Cuatro años después, aún no se ha movido un solo ladrillo.

ESTEPONA El hospital y el estadio de atletismo, en marcha

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, afronta la próxima cita electora con dos de los grandes proyectos del municipio en marcha. Se tratan del Hospital de Alta Resolución y del Estadio de Atletismo. La primera piedra del centro sanitaria se puso en junio del pasado año. De momento, los plazos se están cumpliendo, por lo que se mantiene la previsión de que esté concluido en diciembre. El proyecto, que llevaba años aparcado, ha salido adelante gracias al acuerdo suscrito entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, según el cual la Administración local asume la construcción del centro, lo que suponen 15 millones de euros, y la regional se compromete a dotarlo y mantenerlo.

Otro de los proyectos estrella del PP en Estepona era el Estadio de Atletismo, cuyas obras comenzaron el pasado mes de diciembre y que se encuentran al 25% de su ejecución. Esta infraestructura tiene un presupuesto de más de 6 millones de euros y también está previsto que esté listo este año.

MIJAS Nuevos aparcamientos y el Gran Parque de la Costa del Sol

El Ayuntamiento de Mijas vive una situación económica boyante, y muchos de los proyectos que el municipio necesita no se pueden llevar a cabo por el techo de gasto, y eso pese a tener un superávit en sus cuentas de casi 70 millones de euros y una deuda cero. Aún así, el equipo de gobierno está trabajando por sacar adelante dos nuevos parkings y la ampliación de un tercero. El núcleo de Las Lagunas, especialmente, precisa de estas infraestructuras debido a la enorme densidad de población de una zona en la que viven casi 60.000 personas. Además, ya han sacado a licitación la redacción del proyecto del Gran Parque de la Costa del Sol; una zona verde que aspira a ser la más grande de toda la provincia. Además, el municipio ha bajado sus impuestos para este ejercicio, aunque las pretensiones es volver a reducirlos para 2019.

FUENGIROLA Mejores comunicaciones y un museo en el Castillo Sohail

En el caso de Fuengirola, la situación económica también es óptima. Aunque no existe un proyecto ‘estrella’, el Ayuntamiento está dedicando la legislatura a remodelar avenidas y calles en el centro de la localidad. Además, acaban de anunciar la construcción de un nuevo vial de cuatro carriles que unirá la urbanización de Torreblanca con el resto de las urbanizaciones de la zona norte. El gobierno dirigido por Ana Mula apuesta también para el final de la legislatura en crear un pequeño museo del patrimonio local en el Castillo Sohail.

TORREMOLINOS Un nuevo PGOU para desarrollar varios proyectos

La aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sigue siendo la gran cuenta pendiente en Torremolinos. Aunque el documento recibió luz verde parcialmente en diciembre, el Ayuntamiento aún necesita que el Ministerio de Fomento emita un informe favorable sobre las propuestas presentadas en materia de carreteras para atender el aumento de tráfico que generará el desarrollo de varios sectores comerciales, entre ellos la zona situada al norte del Palacio de Congresos, donde la promotora Intu prevé construir el mayor parque comercial y de ocio del Mediterráneo con una inversión cercana a los 600 millones de euros. El desbloqueo urbanístico constituye uno de los puntales del programa electoral con que el PSOE, que gobierna en minoría, se presentó a las elecciones. El alcalde, José Ortiz, tampoco ha visto materializada todavía la peatonalización del Centro, cuyas obras comenzaron en enero y concluirán previsiblemente en diciembre.

BENALMÁDENA Una legislatura sin proyectos de envergadura

La falta de grandes proyectos esta legislatura supone la piedra más incómoda en el zapato del alcalde de Benalmádena, Víctor Navas (PSOE). La creación de un gran bulevar peatonal con espacios ajardinados en la avenida Antonio Machado, una de las principales arterias de Benalmádena Costa, no termina de cuajar. La intención de Navas, que gobierna en coalición con otros tres partidos y tres concejales no adscritos, pasa por la remodelación de la zona con el objetivo de reactivar su tejido comercial, un proyecto para el que fueron solicitados fondos europeos finalmente rechazados. Diversos trámites administrativos o judiciales mantienen igualmente paralizados los grandes proyectos privados de la localidad costera, como la creación del mayor hotel del Grupo Peñarroya, la ampliación de Tívoli o la construcción del nuevo local de Trocadero.

ALHAURÍN DE LA TORRE La Ciudad Aeroportuaria no acaba de despegar

La Ciudad Aeroportuaria es uno de los grandes proyectos de Joaquín Villanova, alcalde popular de Alhaurín de la Torre. Este complejo, destinado a concentrar el crecimiento tecnológico del área metropolitana de Málaga, está frenado desde hace diez años por distintas cuestiones, como la protección de las aves que habitan en el río Guadalhorce y los planes de inundabilidad del entorno del río. Estos dos reparos por parte autonómica han provocado el malestar municipal, por la dificultad de desarrollar los suelos para hacer realidad la apuesta más ambiciosa de la localidad. No en vano, el proyecto contempla la construcción de 3,8 millones de metros cuadrados de zona comercial, tecnológica e industrial vinculadas a la actividad del aeródromo malagueño con una inversión de 250 millones y la creación de 25.000 empleos directos.

En este artículo han colaborado: Mónica Pérez, Agustín Peláez, Alberto Gómez, Charo Márquez, Iván Gelibter y Fernando Torres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos