El alcalde propone a Educación que recurra la multa y confía en que el convenio se firme «en días»

Deportistas en el Lex Flavia, que ha sido cerrado./Ñito Salas
Deportistas en el Lex Flavia, que ha sido cerrado. / Ñito Salas

De la Torre pide a los clubes de baloncesto base que suspendan las movilizaciones del próximo día 16, pero la federación las mantiene

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha terciado en la polémica de los ruidos en los colegios, después de que el departamento de Medio Ambiente enviara sendas denuncias a dos colegios cuando estaba previsto firmar un convenio de colaboración con la Delegación de Educación para permitir el uso de las instalaciones deportivas de los centros educativos en horario ampliado. De la Torre se mostró ayer contrariado de que este tema administrativo haya paralizado las duras negociaciones de este convenio. Una denuncia que, además, tuvo fecha de salida del Ayuntamiento el mismo día en que la junta de gobierno local aprobaba el convenio de colaboración con la Delegación de Educación. De la Torre reunió ayer a los dos concejales con competencias en la materia, Raúl Jiménez, de Medio Ambiente, y Elisa Pérez de Siles, de Deportes, con el objetivo de buscar una salida a este problema. Sin duda, ha pesado en el movimiento del alcalde el anuncio de una movilización por parte de los clubes de baloncesto base, que han acordado parar las competiciones el próximo sábado 16 y convocan una manifestación para ese mismo día.

Al conocer las multas, 12.000 euros para cada uno de los colegios afectados, el Lex Flavia y el Revello de Toro, la delegada de Educación, Patricia Alba, paralizó la firma del convenio, que ya contaba con el informe favorable por parte de la asesoría jurídica. Y, al mismo tiempo, ordenó que los centros educativos cumplan con el horario establecido en el decreto de la Junta, con el cierre de sus instalaciones a actividades extraescolares a las ocho de la tarde, lo que supone dejar a muchos equipos sin horario para entrenar.

El alcalde intentó ayer poner solución a estas dos cuestiones. Por una parte, indicó el propio regidor, transmitió a la delegada de Educación la mejor disposición del Ayuntamiento para analizar el recurso de reposición que puede presentar en el plazo de un mes y que la propia delegada anunció que interpondrían en el caso de las dos denuncias. Pero la misma denuncia indica que el recurso no paraliza la ejecución de la multa, un extremo que el alcalde parece dispuesto a analizar. «Sin dejar de cumplir nuestras obligaciones en el plano ambiental, se trata de crear un clima de tranquilidad procesal», señaló el alcalde.

Por otra parte, ayer mismo, cuando estaba reunido con los concejales, el alcalde recibió al presidente de la delegación malagueña de la Federación Andaluza de Baloncesto, Ricardo Bandrés, a quien pidió que se desconvoquen las movilizaciones previstas para el próximo sábado 16, el paro en las competiciones y la manifestación, «para no perjudicar a los chicos sin motivo alguno», dijo De la Torre. Pero el propio Bandrés aseguró a este periódico que no se van a desconvocar estas movilizaciones. En todo caso, el alcalde confía en que las posturas se acerquen a lo largo de esta semana, y pueda concluir con la firma de este convenio. Un acuerdo que, reconoce, «no resuelve todos los problemas», pues si hay ruidos excesivos se pueden dar más casos de denuncias, pero sí al menos el deportivo, con más horas de entrenamiento.

Críticas del PSOE

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Daniel Pérez, criticó ayer «la actitud irresponsable» del gobierno municipal en relación con este tema. A juicio de Pérez, «ha saltado por los aires porque este equipo de gobierno ha llegado muy tarde. Y hay que ser muy conscientes que esta crisis tiene un único responsable y es el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga». El portavoz se ha solidarizado con los clubes deportivos, asegurando que «nosotros haremos todo lo que esté en nuestra mano, pero la actitud irresponsable del gobierno municipal, multando a clubes y colegios, deja poco margen en la negociación».

«No hablaríamos de este problema si en los últimos 20 años el equipo de gobierno hubiera asumido sus competencias deportivas y hubiese realizado las instalaciones que se necesitan la ciudad. En lugar de eso no han hecho nada, han sido 20 años de inacción en materia deportiva», aseguró Daniel Pérez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos