El alcalde pospone a septiembre el futuro de Limasa

Francisco de la Torre y Carlos Conde, ayer / P. R. Q.

La oposición le da un ultimátum en el pleno que se celebra hoy con varias iniciativas en la que le conminan a municipalizar o privatizar la empresa

PILAR R. QUIRÓSMálaga

La sempiterna Limasa vuelve al último pleno ordinario del curso político antes del aciago agosto. Los rumores de posibles movilizaciones de los empleados durante la feria, que de hecho ya han reducido las prestaciones de los fijos los fines de semana, sigue siendo la espada de Damocles que amenaza al equipo de gobierno del PP y a la ciudad, que el año pasado ingresó 55 millones de euros en los festejos, como explicó el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, que fue especialmente crítico con el alcalde Francisco de la Torre, a quien volvió a echarle en cara su indecisión para asuntos de calado.

El caso es que ayer quedó de nuevo patente que el regidor vuelve a posponer el futuro de Limasa hasta septiembre aunque se suponía que se iba a decidir como muy tarde ahora en el mes de julio. De la Torre se escudó en que todavía le quedan por llegar informes internos que ha pedido sobre las distintas opciones, privatización o municipalización de la empresa, y que esto llevará a que sea muy difícil tomar una decisión antes de que acabe julio, así que le dio una patada a la lata hasta el próximo mes de septiembre  (viene a dejar el mes de agosto inhábil).

En esta línea, y ante el ultimátum que el PSOE, Ciudadanos y Málaga Ahora le darán hoy en el pleno de la ciudad para que tome la decisión de una vez por todas, De la Torre dijo que debe ser «meditada». Así, explicó que sea cual sea camino debe ser positivo y bien hecho, si es el de la municipalización, que los trabajadores cobren parte del sueldo en función de la cantidad y la calidad, y que se penalice el absentismo; y si se privatiza se creen unos estímulos para que los cumpla la empresa, y si no los cumpliera sería penalizada.

Los tiempos tras la elección para poner en marcha el nuevo sistema tampoco son moco de pavo. En concreto, dijo que en el caso de que se municipalice la empresa de basuras podría realizarse el proceso en algo menos de un año y si se tratase de privatizarla, el plazo entre la ejecución del pliego y la licitación se elevaría más allá del año.

El hecho es que la oposición aprovechará el último pleno ordinario antes del verano para bombardear al alcalde con Limasa en vista de que el servicio lleva un año de prórroga y que, según el contrato, podría elevarse a ocho años. Frente al «posicionamiento neoliberal» de Ciudadanos, como explicaba el nuevo portavoz del PSOE, Daniel Pérez, para privatizar la empresa por sectores o especializaciones de trabajo, está enfrente la disposición del propio PSOE y Málaga Ahora e IU-Málaga para la Gente, que siguen apostando firmemente por la municipalización. Pérez, además, traía esta mañana junto a sus concejales una moción de denuncia sobre la suciedad acumulada en las calles de Málaga, y sobre todo en lo referente a la recogida de muebles, un asunto que días atrás saltó al ámbito nacional gracias a un programa de televisión.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, volvió a criticar que la indecisión del alcalde siga paralizando el futuro de la empresa al tiempo que abundó en que están de acuerdo con el edil de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, que quiere externalizar el servicio de limpieza a través de la especialización de servicios. La líder de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, hacía alusión a Limasa pidiendo que se rescinda el contrato con los privados, y concretamente con FCC, en base a la multa que el Ayuntamiento de Barcelona le ha impuesto a esta empresa por cinco millones de euros, lo que «supone un descrédito para la ciudad de Málaga ser socia de la citada firma», como manifestó.

Por su parte, el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, propone de nuevo una moción en contra de que Málaga tenga un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), de la que espera que haya unanimidad de los grupos y tenga el sello de institucional.

El ‘tirito’ de De la Torre a las directoras a dedo de la junta

Proponía la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, una iniciativa urgente en relación a la gestión y gerencia de organismos y fundaciones culturales públicas a colación de la marcha de la gestora Silvia Grijalba de la Fundación Pérez Estrada y de la Casa Gerald Brenan al Instituto Cervantes de El Cairo, felicitándola, a colación, por su nombramiento. Pero su moción urgente le lleva a pedir a Torralbo hoy en el pleno que se amplíen a la mayor urgencia los estatutos de la Fundación pública Rafael Pérez Estrada para ampliar el número de patrones e incluir a los grupos municipales, así como que, una vez realizado este trámite, se lleve a cabo un proceso de selección de la nueva gerente (lo escriben en femenino) mediante un concurso público de libre concurrencia atendiendo a los criterios de mérito, capacidad y publicidad.

Era en este punto, en el que el alcalde contestaba en su posterior rueda de prensa para tratar los asuntos plenarios. No hizo aspavientos, ni se recreó en la frase, pero la dijo con esa profundidad estudiada, esa ‘dejada’ que acaba metiendo sugerentemente la pelota en el alero. Decía De la Torre que se podía estudiar el concurso público de libre concurrencia para esta dirección, pero que en la Junta no se practicaba esta norma, «ustedes son testigos de excepción». Y ya no dijo nada más del asunto.

Los plumillas se sonreían. No hay que ir más lejos que a las nuevas directoras del Instituto Andaluz de la Mujer, Mari Carmen Moreno, y la directora de Evaluación y Calidad de la Junta, Estefanía Martín Palop, antes ediles, que han sido elegidas, como se viene llamando vulgarmente, a dedo. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Fotos

Vídeos