El alcalde y la delegada de Educación, incapaces de alcanzar un acuerdo para que los clubes sigan entrenando

Francisco de la Torre y Patricia Alba. /Sur
Francisco de la Torre y Patricia Alba. / Sur

De la Torre busca pistas en los barrios para que los equipos denunciados por ruido entrenen allí, mientras que la Junta le urge a firmar un convenio de colaboración

JUAN SOTO y FRANCISCO GUTIÉRREZMálaga

El problema de los ruidos en los colegios sigue enredado en un callejón burocrático para el que no se encuentra ninguna salida. Cuatro meses después de que el área de Medio Ambiente expedientara a dos centros educativos por el ruido generado durante los entrenamientos de varios clubes deportivos, el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía siguen sin encontrar una solución que acabe con el problema.

Tanto el club Adesa, que entrenaba en el CEIP Lex Flavia Malacitana; como el CD Puerta Oscura, que lo hacía en el centro del mismo nombre, viven con incertidumbre y cierta desesperación la falta de diligencia política a la hora de abordar un conflicto que afecta a cientos de deportistas del deporte base local. Es por esto que los clubes urgen a Ayuntamiento y Delegación de Educación a firmar el convenio de colaboración que permitiría ampliar los horarios, que el decreto de la Junta fija hasta las ocho de la tarde.

Conscientes de que el problema se le está escapando de las manos, el alcalde de Málaga dio ayer un golpe de efecto al asegurar que el área de Deportes está buscando pistas en los barrios para acoger a los clubes más afectados. Aunque dijo que existen pocas alternativas, Francisco de la Torre aseguró haber dado instrucción para localizar las pistas en las que se produciría menor afección de ruido para que los equipos se trasladaran allí. El club Puerta Oscura ya ha indicado que en la zona de Miraflores de los Ángeles «no hay ni un metro libre» de construcciones, y que los padres tampoco son partidarios de llevar a sus hijos a otras zonas, como ha sucedido con el Adesa, con algunos equipos entrenando en Ciudad Jardín.

Alternativas

De la Torre valora ahora esta alternativa como la mejor opción tras descartar prácticamente la insonorización del CEIP Lex Flavia por problemas técnicos. El regidor argumentó que la instalación de unas pantalla lateral en el centro generaba mayores problemas, por lo que la búsqueda de estas pistas alternativas sería la mejor opción para todos. «No está descartado del todo, hemos puesto en marcha el mecanismo para hacerlo, pero hemos propuesto alternativas de trasladar esas actividades a otras zonas», resumió.

El Ayuntamiento considera ahora muy complicado insonorizar el Lex Flavia

En referencia al comprometido convenio que debían firmar ambas administraciones y al que se comprometieron antes del verano, aseguró que están estudiando las nuevas condiciones después de que la administración autonómica rechazara el escrito municipal. «Espero que los puntos de desacuerdo, que son pocos, se arreglen», espetó.

Al parecer, el principal punto de desacuerdo radica en que la administración regional quiere que sea el Ayuntamiento el que se haga responsable de todo lo que ocurra en los centros educativos más allá de las 20 horas, que es el horario que actualmente está autorizado. En este sentido, De la Torre dijo que tienen que analizar en profundidad la situación «para ver de lo que podemos responsabilizarnos y de lo que no». Una postura que no se comparte desde Educación, donde no se entienden los reparos que pone el Ayuntamiento a un convenio que ya han firmado otros muchos consistorios.

Los clubes de baloncesto base de Málaga que utilizan centros educativos para sus entrenamientos tendrán que terminar a las ocho de la tarde, que es el horario fijado por la Junta de Andalucía en el decreto que regula el uso de las instalaciones fuera del horario escolar. La ampliación de este horario, que solicitaron tanto la Federación Andaluza de Baloncesto como los clubes afectados, depende de que Educación y Ayuntamiento suscriban un convenio de colaboración. Esta misma semana, el club deportivo Puerta Oscura, que entrena en el instituto del mismo nombre, situado en la barriada de Miraflores de los Ángeles, ha visto reducido su horario de entrenamiento, lo que ha afectado a siete de los 15 equipos con que cuenta el club. El tercer club con problemas, el Málaga Basket, sigue entrenando con normalidad en el Revello de Toro, después de que la comunidad de vecinos retirara la denuncia. En su caso, utilizan estas pistas deportivas hasta las 21.00 horas.

Fotos

Vídeos