El alcalde confirma que si Limasa se privatiza será en un «modelo unitario»

El regidor insiste no obstante en que la decisión no está tomada y que no actuarán «bajo presión» ante las posibles movilizaciones

A. P. B. MÁLAGA.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, está aún «a la espera» de los informes internos correspondientes para cerrar su decisión sobre el futuro modelo de limpieza en la capital, una determinación que podría llegar a lo largo de este mes de julio «para intentar cumplir con el acuerdo al que llegamos en el último pleno».

Así lo confirmó ayer el primer edil, quien ha insistido en que las dos posibilidades (municipalización o privatización) aún están «abiertas» pero con un matiz de calado con respecto a la segunda opción. Y en este escenario, es decir, en el caso de que la balanza se incline por un servicio privado, De la Torre ha avanzado que en cualquier caso «sería un modelo unitario». En efecto, el alcalde no contempla la posibilidad de que la privatización del servicio se haga a partir de lotes para empresas diferentes -por un lado la recogida de residuos y por otro la limpieza viaria- porque esa fórmula, a su juicio, sería «mucho más compleja». Cabe recordar, por otra parte, que la opción de privatizar y adjudicar los servicios a varias empresas -tal y como defienden el grupo Ciudadanos y el Área de Medio Ambiente- sería el peor de los escenarios para el comité de empresa de Limasa, que apuesta claramente por la municipalización.

En este sentido, el primer edil se refirió también a la asamblea que han convocado para el próximo domingo los empleados de Limasa, y advirtió que en ningún caso la decisión se tomará «bajo presión». Aún así, De la Torre quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a los trabajadores, a los que recordó que «no hay motivo para las movilizaciones» y que sus derechos laborales, tanto en un modelo público como privado, «están garantizados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos