El alcalde asegura que están haciendo un esfuerzo para rebajar la plusvalía

De la Torre y Bendodo, antes del acto. / F. J. Acevedo

De la Torre participa en un acto del PP para exigir la eliminación completa del Impuesto de Sucesiones en Andalucía

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, presumió ayer de hacer todo lo posible por reducir al máximo el impuesto de plusvalía. Durante un acto celebrado junto a los máximos responsables del PP a nivel andaluz, el regidor dijo que ellos no pueden hacer nada para quitarlo aunque sí han realizado actuaciones encaminadas a rebajar el valor catastral, lo que repercute tanto en la disminución del IBI como de la plusvalía. «No nos importa tener menos ingresos; hemos hecho ese esfuerzo y seguiremos en esa dirección», resumió.

A preguntas de los periodistas recordó que la eliminación de este tributo, sobre todo en el caso de que sea negativo, corresponde al Gobierno central, que debe negociarlo con la Federación Española de Municipios y Provincias y ofrecer otras alternativas de financiación a los municipios. Por contra, el portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, Daniel Pérez, acusó al alcalde de mentir al afirmar que en Málaga se paga uno de los impuestos más bajos del país «cuando está situado en el 29 por ciento, apenas un punto por debajo del máximo permitido, mientras nos encontramos con otras ciudades y capitales que bajan al 20 por ciento».

Noticia relacionada

Las declaraciones del regidor se produjeron durante un acto en donde el PP exigió la eliminación completa del Impuesto de Sucesiones tras considerar que el paso dado por el PSOE es «parcial y tibio». Durante la presentación de una nueva campaña en contra de este tributo, el portavoz del PP de Andalucía, Elías Bendodo, recordó que la elevación del mínimo exento de tributar se ha producido tras las movilizaciones ciudadanas que ellos encabezaron y a consecuencia de la presión social.

Bendodo dijo que no van a parar hasta que dicho impuesto se elimine de forma completa y cuando la bonificación llegue al 99 por ciento de la población, tal y como ocurre otras comunidades autónomas. En este sentido, recordó que su partido lleva 12 años exigiendo su eliminación y que ya entregó más de 330.000 firmas en contra. «La movilización de la calle ha sido decisiva para forzar al PSOE y a Ciudadanos a tomar una decisión», afirmó. Igualmente consideró que la movilización en la calle va a suponer «el principio del fin del régimen».

En el acto también participó la portavoz del PP-A en el Parlamento de Andalucía, Carmen Crespo, quien insistió en que el avance logrado no es suficiente. Recordó que con este cambio sólo los hijos y cónyuges estarán exentos de pagar el impuesto «pero no los nietos que hereden de sus abuelos o los sobrinos que hereden de sus tíos».

Fotos

Vídeos