El alcalde no está preocupado por el ultimátum de Ciudadanos ya que hay buena sintonía

Ñito Salas

De la Torre y Cassá se reúnen para hablar sobre el futuro de Limasa, los proyectos de Repsol y Monte Gibralfaro y el conflicto de bomberos

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El PP y Ciudadanos han limado hoy asperezas después del ultimátum lanzado por la formación naranja al equipo de gobierno en donde le exige resolver asuntos de vital importancia para la ciudad como el futuro de Limasa o los terrenos de Repsol antes de sentarse a negociar los presupuestos. Tras la reunión mantenida esta mañana entre el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, y el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, el propio regidor ha asegurado no estar preocupado por ese anuncio y que ambos se encuentran «en la misma sintonía». «No he deducido eso porque todos los temas pueden estar resueltos o muy avanzados a lo largo de las próximas semanas», ha explicado.

Cassá ha puesto sobre la mesa cuatro asuntos que consideran prioritarios: una decisión urgente sobre el futuro de la empresa de limpieza Limasa, resolver los proyectos de Repsol y el Monte Gibralfaro, y el conflicto de bomberos. A la salida ambos se han mostrado satisfechos por el encuentro. En palabras de Cassá «ha sido una reunión productiva; confío en que le dé un empujón a los cuatro temas para seguir avanzando en acuerdos como los presupuestos o las ordenanzas fiscales».

Noticia relacionada

El primero de ellos, y uno de los más candentes en este momento, es el de Limasa. El portavoz de Ciudadanos le ha pedido que tome una decisión urgente, sea la que sea, ya que eso debe decidirlo el alcalde. “No queremos coaccionar al equipo de gobierno para que tome nuestra postura”, dijo. A este respecto, el regidor insistió en que su intención es resolver este asunto durante el mes de septiembre, y que su apuesta pasa por municipalizar el servicio y que los ciudadanos puedan valorar el servicio mediante encuestas de opinión. “Coincido con Cassá en que es un tema que debemos resolver con prontitud” subrayó.

En la misma línea de colaboración se mostró respecto a los asuntos del Monte Gibralfaro y los terrenos de Repsol. De la Torre aseguró que va a instar a los equipos de Medio Ambiente y Urbanismo a agilizar los proyectos, tal y como van a hacer en el Monte Victoria. Respecto a Repsol también aceptó la propuesta de Ciudadanos de convocar una mesa de trabajo en la que esté la formación naranja y la Sareb, que es la propietaria de parte de los terrenos, «sin perjuicio de que los demás grupos puedan incorporarse o estar informados en un futuro».

Por último, respecto al conflicto de bomberos, las partes estuvieron algo más distantes. Juan Cassá llegó a la Alcaldía con la exigencia de que el propio regidor encabece la resolución de un asunto que lleva ya enquistado más de ocho meses; mientras que De la Torre le instó a conocer en profundidad lo que dicen todos los sindicatos, ya que el grueso de la mesa negociadora está de acuerdo con los logros alcanzados.

Fotos

Vídeos