Alameda Principal: un peldaño traicionero

Tramo de la Alameda Principal con la escalinata en primer plano y el peldaño metros más adelante./
Tramo de la Alameda Principal con la escalinata en primer plano y el peldaño metros más adelante.

En la Alameda Principal, a la altura del número 37, hay un peldaño que ha ocasionado la caída de varios transeúntes, según advierte Antonio Román, uno de los afectados. Aunque su percance dice que ocurrió hace ya unos meses, asegura que al tener conocimiento de que en ese lugar han vuelto a tropezar y caerse varias personas más, entre ellos un niño, quiere advertir de lo que considera un peligro en plena Alameda. «Yo me caí el 16 de noviembre del año pasado al tropezar con ese peldaño y tuve suerte, porque no me rompí ninguna costilla, aunque me hice una herida en el abdomen y estuve mes y medio yendo a la clínica para que me pusieran apósitos», dice. «Me he enterado que una mujer extranjera también se cayó después de mí en ese mismo lugar, y hace poco he tenido conocimiento de que un niño de cuatro años también ha tropezado en ese mismo sitio, por lo que he decidido hacer público lo ocurrido para ver si se pone algún remedio». Según indica, el peldaño en cuestión «nada tiene que ver con los escalones que existen unos metros más abajo, que tienen una inclinación más suave y están bien terminados». «El que me causó la caída tiene una altura excesivamente alta, y no creo que reúna las medidas que recoge la normativa en estos casos». Comenta, además, que la barandilla en esa zona «parece que ha sido abierta a propósito, porque tiene unos tornillos diferentes». Pese a lo ocurrido, este ciudadano manifiesta que no se ha planteado emprender ninguna acción judicial y sólo pretende advertir del peligro a los responsables municipales.

Las motos impiden el paso.
Las motos impiden el paso.

Plaza de la Marina: dificultad para entrar en el parking

Las personas que intentan acceder al parking de la plaza de la Marina en sillas de ruedas se encuentran con grandes problemas debido a la cantidad de motos que hay estacionadas en el acceso que da hacia el puerto, según se puede observar en la fotografía superior, enviada por una ciudadana que denuncia esta situación. «Es el único acceso posible para las sillas, pues las otras entradas son muy pendientes y hacen muy difícil y complicado el acceso para las personas que precisan de sillas de ruedas para desplazarse», indica. Las zonas para aparcar motos son del todo insuficientes, pero estas situaciones se deberían evitar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos