Las aguas del referéndum bajan revueltas en Málaga

Porras y De la Torre en la concentración / Álvaro Cabrera
La Casona del Parque

El pleno para votar la declaración constitucionalista de la FEMP del que se marcharon Málaga Ahora e IU, la concentración en defensa de España y el encierro de Zorrilla con grupos izquierdistas culminan la secuencia

Pilar R. Quirós
PILAR R. QUIRÓSMálaga

Nadie levantó una voz sobre otra, nadie protestó y nadie habló de diferencias hasta el pasado jueves, día en el que el alcalde Francisco de la Torre convocó un pleno extraordinario después del ordinario. El motivo, un manifiesto de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) mostrando su apoyo a los alcaldes que defienden el Estado de Derecho y la ley española en Cataluña. En la declaración se condenaba firme y enérgicamente cualquier tipo de persecución y acoso a los mismos. Finalizaba diciendo:«Queremos permanecer en el Estado de Derecho y queremos el respeto total a la convivencia libre y pacífica». El texto, claramente en pro de la Constitución y en defensa de la legalidad, era el que es. Ante esta declaración que el equipo de gobierno del PP proponía quedaban dos opciones: votar a favor, en contra, o la socorrida abstención para ponerse de canto. Pues bien, tanto Málaga Ahora, IU-Málaga para la Gente y el edil no adscrito JuanjoEspinosa votaron en contra de la urgencia de la sesión, y en vista de que tenían poco éxito se ausentaban del salón de plenos argumentando la premura, que ellos también tenían sus resoluciones o que un asunto así exigía un debate que no sólo podía ceñirse a votar una declaración de la FEMP. Obviamente, el PP, el PSOE y Ciudadanos decían lo que pensaban:se han ido para no votar y no dar la cara. «Es una falta de respeto absoluta», apostillaba el edil de Ciudadanos, Alejandro Carballo. Yahí empezaban a bajar las aguas revueltas por el río del referéndum de la discordia.

Más

El sábado, una fundación afín a Vox convocaba por la unidad de España a las puertas del Ayuntamiento a las doce. La concentración, tal y como se hizo eco este periódico, fue pacífica y festiva y ondearon las banderas españolas constitucionales. Pero como en toda ‘manifa’ siempre hay alguien que va a reventar, y apareció entre los congregados un tipo con una bandera preconstitucional, sí la del águila. Tras preguntar y observar más de una decena de imágenes del encuentro, sólo estaba el citado señor, al que incluso le increparon para que fuera. Pero, visto lo visto, pasó de todo y se quedó con su cantinela.

Zorrilla y Ramos, con los encerrados en su grupo ayer. / SUR

Eso sirvió para que Málaga Ahora retuiteara el mensaje de uno de sus técnicos:«Vergüenza: el alcalde de Málaga se suma a la concentración fascista en la puerta del Ayuntamiento». El tuit escoció a algunos ediles populares, que tachan a los de Málaga Ahora de manipuladores y tendenciosos. «El alcalde bajó sin más de su despacho a la concentración, a la que yo sí fui por convicción aunque no la apoyaba directamente mi partido;yo creo que hay momentos en los que hay que dar un paso al frente y decir que una es española y que no se avergüenza», explicaba la edil de Fiestas, Teresa Porras, que es la única que aparece en la imagen con el regidor que, al parecer, estaba en su despacho y se sumó animado por el ambiente, como contaban ayer los suyos. «Ya sabéis que él se apunta a todo», explicaban.

Otros ediles populares, que no quieren señalarse, afeaban a Málaga Ahora que criticase a De la Torre por ir a una concentración en pro de la unidad de España y al día siguiente fuesen ellos a una a favor del referéndum catalán en la plaza de la Merced. «Parece que ellos tienen la llave de las manifestaciones y que los demás somos menores de edad y no podemos ir a ninguna;qué sectarios son», explicaban. La portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, arrimaba el ascua a su sardina diciendo que quien se pica ajos come y que le parecía muy «obsceno» que el alcalde fuese a una concentración que no ayudaba al diálogo.

Encierro en IU

Ayer era innegable que la mayoría de los ediles se mostraban apesadumbrados por lo acontecido el domingo en Barcelona. Bien temprano, en IU-Málaga para la Gente se cocía un encierro para condenar «la represión policial» en el 1-O, y el hecho de que no dejasen votar a los catalanes, que ayer por la tarde contaba con una quincena de personas de doce organizaciones y partidos que se hacen llamar ‘Málaga por el derecho a decidir’. Estaban Alternativa Republicana o Izquierda Anticapitalista Revolucionaria y sindicatos como CGT y SAT. Advertían de que no sólo estaba en juego el ejercicio de los derechos democráticos en Cataluña. El portavoz de IU, Eduardo Zorrilla, hablaba de deriva autoritaria del Gobierno y retroceso democrático. Le contestaba a cara descubierta el edil popular Mario Cortés que sería más valiente irse a Cataluña y sumarse a los independentistas, que hacerlo desde un despacho en el que sólo buscan la foto. Yel portavoz socialista Dani Pérez apostillaba que estos encierros no conducen a nada y que las reivindicaciones deben hacerse en los ámbitos correspondientes. Por últmo, De la Torre remató la jornada diciendo que la Generalitat de Cataluña «ha trabajado en estos últimos tiempos de una manera muy maquiavélica, tratando de crear una dinámica que, necesiariamente, llegara a lo que pasó ayer».

Fotos

Vídeos