El aeropuerto de Málaga escapa de las cancelaciones masivas de vuelos de Ryanair

Sólo suspende dos operaciones en la Costa de las 2.000 que dejará de operar en el conjunto de la red durante las próximas seis semanas

PILAR MARTÍNEZ y AGENCIASMálaga

El aeropuerto de Málaga se escapa de la cancelación masiva de vuelos anunciada por el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary. De las 2.000 operaciones suspendidas hasta finales de octubre en el conjunto de la red de esta ‘low-cost’, en Málaga sólo se verá afectada la operación de Marsella a la capital de la Costa del Sol, y viceversa, del 21 de septiembre.

Ryanair es la aerolínea que lidera el movimiento de pasajeros en el aeropuerto de Málaga. De ahí la preocupación desatada por el anuncio de esta compañía de suspender una media de 50 vuelos diarios en las próximas seis semanas. Ryanair comanda el tráfico de viajeros en la capital de la Costa del Sol con más de 3,8 millones de viajeros el pasado año y a gran distancia de la aerolínea que ocupa la segunda posición, que es Easyjet y que movió el pasado ejercicio 2.098.256 pasajeros en la infraestructura malagueña.

Más información

La compañía opera desde Málaga en esta temporada de verano, que comprende hasta finales de octubre, 52 rutas para las que ofertó cuatro millones de asientos, unos 350.000 más que en la misma campaña pasada. Estas cifras ponen de manifiesto la incertidumbre generada en el destino tras el anuncio de cancelaciones. Además esta ‘low- cost’ tiene basados seis aviones en la capital de la Costa del Sol, confirmando también que este aeropuerto no ha sido incluido entre las infraestructuras en las que avanzó la retirada de un avión basado a lo largo de las próximas seis semanas.

Pasajes alternativos

Los afectados por las cancelaciones de esta aerolínea irlandesa deben consultar la web de la misma, Ryanair.com, para acceder al listado completo de los vuelos que ha suspendido. Hasta ahora en Málaga han sido un par de operaciones con Barcelona las canceladas la jornada del pasado sábado, justo el día en que Ryanair anunció la suspensión de 2.000 vuelos hasta finales de octubre. Mientras tanto, la compañía se ha comprometido a contactar vía e-mail con los clientes afectados por las cancelaciones para ofrecerles vuelos alternativos o reembolsos completos, así como los detalles de los derechos de compensación EU261.

El viajero puede pedir hasta 600 euros de indemnización

Las organizaciones de consumidores instan a reclamar indemnizaciones por cancelación que pueden llegar hasta los 600 euros y exigen a Ryanair que respete esta normativa. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) envió ayer una carta a Ryanair exigiéndole que respete la normativa europea sobre cancelaciones, ante la anulación de vuelos hasta finales de octubre, y estudia emprender acciones legales si la compañía aérea no cumple con esta normativa.

El reglamento europeo establece que las aerolíneas pueden alegar una serie de motivos para no verse obligadas a compensar a los pasajeros tras una cancelación. «En ningún caso, la voluntad de mejorar la puntualidad apuntada por Ryanair se encuentra dentro de estos supuestos», ha advertido la OCU, que en la misiva remitida a Ryanair, suscrita junto con otras organizaciones de consumidores hermanas en Portugal, Italia y Bélgica, le exigen que cumpla estrictamente con el artículo 5, que establece que los pasajeros tienen derecho a una compensación por parte de la compañía si no se cumplen una serie de requisitos, como que la aerolínea informe previamente de la cancelación al pasajero de forma fehaciente. En el caso de que la aerolínea no cumpliese con estas obligaciones, el usuario podrá reclamar una compensación a la compañía, que será de 250 euros si la distancia recorrida por el vuelo es de hasta 1.500 kilómetros; de 400 euros si se trata de un viaje intra-comunitario de 1.500 km o de hasta 3.500 a nivel global; y de 600 euros en el caso de trayectos de más de 3.500 km.

A la hora de reclamar hay que tener en cuenta los plazos de la cancelación. Si la cancelación se realiza para un viaje programado para dentro de dos semanas o más, la compañía está únicamente obligada a reembolsar el importe; y si se notificase al consumidor con una antelación de entre 14 y 7 días, Ryanair también deberá ofrecer una opción de transporte alternativo en un plazo que no suponga un retraso mayor de cuatro horas. Si la notificación se produce con menos de siete días, la compañía ha de proporcionar un transporte alternativo que les permita llegar a su destino.

Ryanair aseguró ayer que las cancelaciones de vuelos durante las próximas seis semanas no se deben a la escasez de pilotos sino a un «grave error» en la distribución de las vacaciones de sus tripulaciones en septiembre y octubre, lo que le obliga a cancelar 2.000 vuelos. «No estamos cortos de pilotos. En lo que hemos fallado ha sido en la distribución de las vacaciones, después de superar el pico del verano (junio, julio y agosto)», explicó en una rueda de prensa Michael O’Leary. El directivo, que reiteró las disculpas de la aerolínea por las cancelaciones masivas en estas próximas seis semanas, ha asumido su responsabilidad por la decisión. «¿He dañado la reputación de Ryanair con estas cancelaciones?. Sí, pero prefería dañar la reputación de Ryanair al cancelar el 2% de nuestros vuelos que retrasar significativamente el 40% de nuestras operaciones», dijo O’Leary.

Michael O’Leary justificó ayer las cancelaciones en un desajuste de vacaciones de los pilotos / AFP

Además, el directivo reconoció que deberá pagar compensaciones económicas valoradas en unos 20 millones de euros, según cifró la Comisión Reguladora de Aviación irlandesa (CAR), a los que deberán sumarse otros 5 millones en tasas perdidas. O’Leary explicó que la compañía irlandesa «no cuenta con suficiente personal en reserva», teniendo en cuenta las tripulaciones en vacaciones, para hacer frente trastornos sufridos, como los provocados por los controladores o por la climatología. «Es un desastre pero en el contexto de una operación en la que ofrecemos más de 2.500 vuelos cada día, es razonablemente pequeño, aunque eso no disminuye los inconvenientes que hemos causado a las personas», ha apuntado O’Leary.

El Ministerio de Fomento anunció ayer la apertura de un expediente a la aerolínea irlandesa Ryanair para verificar «el estricto cumplimiento» de los derechos de los pasajeros. Fomento ha reclamado a Ryanair información detallada sobre sus planes en la programación de vuelos con origen o destino España.

Por su parte, la Comisión Europea aseguró que vigilará que la aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair cumple con la normativa comunitaria por la cancelación de decenas de vuelos diarios, lo que incluye el pago de compensaciones. «Nuestra preocupación es que los derechos de los pasajeros se respeten y hay reglas para ello, así que debemos comprobar si Ryanair cumple», indicó el portavoz comunitario de Transportes, Enrico Brivio.

Temas

Ryanair

Fotos

Vídeos