La acusación particular pide seguir la causa por asesinato contra el exmarido de Lucía Garrido

La Fiscalía, en cambio, considera que no hay pruebas contra él en el crimen y que los malos tratos a su exmujer habrían prescrito

SUR

málaga. La acusación particular en el caso de la muerte de Lucía Garrido, mujer hallada muerta en 2008 en la finca Los Naranjos, en Alhaurín de la Torre, considera que el exmarido debe permanecer en la causa al acusarle de dos delitos, malos tratos habituales y asesinato, en este caso como inductor. Mientras, la Fiscalía pide el sobreseimiento provisional de lo actuado respecto a él.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Málaga acogió ayer una comparecencia dentro del procedimiento de la Ley del Jurado en relación con esta causa, en la que las partes han planteado los hechos y las imputaciones de cara a la celebración de un juicio con un jurado popular.

Así, según han indicado a Europa Press fuentes del caso, para la acusación particular, los hechos constituyen por el momento un delito de malos tratos habituales, que achaca al exmarido M. A. H.; y otro de asesinato, vinculando a la expareja como autor intelectual, junto a tres hombres más, dos de ellos ex guardias civiles; y a un quinto como autor inmediato.

Por su parte, la Fiscalía malagueña considera por el momento que los hechos constituyen los delitos de asesinato y de allanamiento de morada, así como de una falta de hurto, achacando estos a uno de los imputados en concepto de autor directo y a otro -uno de los exagentes- como autor intelectual del delito de asesinato por inducción o cooperación necesaria, pidiendo el sobreseimiento de lo actuado respecto a los otros tres, entre ellos el exmarido.

El Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 acordó en octubre transformar la causa en un procedimiento ante el Tribunal del Jurado, «figurando como investigados» el exmarido de la fallecida y otras cuatro personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos