La actualidad salta al pleno de la Diputación con las pensiones, el 8M y la prisión permanente revisable

A. PÉREZ-BRYAN MÁLAGA.

El pleno de la Diputación no ha podido abstraerse de los asuntos que en las últimas semanas han ocupado el debate público, y a pesar de que en la mayoría de los casos estos temas no son ni siquiera de su competencia, hoy habrá debate en torno a las pensiones, las políticas de igualdad y los efectos del 8M o la prisión permanente revisable.

El bienestar de las personas mayores y la necesidad de garantizar un sustento digno a la hora de la jubilación llegarán al orden del día de la mano de los grupos socialista e IU para la Gente. El portavoz del PSOE en Diputación, Francisco Conejo, recordaba ayer que la población de más de 65 años en la provincia representa más del 16%; por eso, además de las peticiones al Gobierno de la nación, el socialista llevará hoy a discusión un paquete de medidas de aplicación directa por parte de la Diputación y entre las que destaca un aumento de la inversión en este capítulo, un plan de empleo de un millón de euros «para que las personas que vivan solas y no sean dependientes tengan un acompañamiento y una ayuda en las tareas del hogar» o un programa de viajes incentivados por la provincia. En respuesta, el viceportavoz popular Fran Oblaré criticó que el debate sobre las pensiones «no se desarrolle en el marco del Pacto de Toledo, que es donde debería tener lugar». Oblaré hacía estas declaraciones después de presentar otra de esas mociones -esta vez, suya- que sólo sirven para reproducir el debate que tiene lugar a nivel nacional y las posturas (inamovibles) de los partidos: en este caso, con un texto a favor de la prisión permanente revisable.

El tercer gran argumento de la actualidad llegará de la mano de Málaga Ahora, Ciudadanos y PSOE y abordará los efectos del 8M en Málaga. Los primeros pedirán medidas contra la brecha salarial en la Diputación, el partido naranja reclamará que la Diputación favorezca en sus contratos a las empresas que demuestren que «no tienen brecha salarial»; y los socialistas exigirán que la inversión en materia de igualdad escale hasta los 2,7 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos