Una acera siempre amueblada

Muebles y enseres apilados en calle Rafael Andrades Navarrete con Nuestra Señora de las Candelas./
Muebles y enseres apilados en calle Rafael Andrades Navarrete con Nuestra Señora de las Candelas.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

En la calle Nuestra Señora de las Candelas con Rafael Andrades Navarrete, 12 , los muebles y demás enseres permanecen casi a diario dando una pésima imagen y dificultando incluso el paso por la acera, según indica Raúl Kraus, un vecino de la zona que ha solicitado sin éxito el cambio de ubicación de los contenedores. «Se han puesto quejas de todo tipo, se ha pasado el caso al director de Distrito de la Carretera de Cádiz, se ha informado a Sanidad, etcétera, y he de decir que ninguno han demostrado ningún tipo de interés y la suciedad, los bichos y los malos olores nos invaden», escribe. «Ahora para colmo ponen en los contenedores lo del día de la recogida de muebles y que no se pueden bajar en tal día porque ponen una sanción de 750 euros, y yo me río con esto. ¿Donde está la vigilancia?», se pregunta. Y envía fotografías en las que aparecen muebles viejos y otros enseres apilados junto a la acera, tomadas el pasado sábado y domingo, cuando dice que la recogida en aquella zona está fijada para el viernes. «¿Dónde están esas multas? Alguna solución habría que dar a este lamentable episodio que llevamos muchísimos años sufriendo y sin que nos escuchen», señala.

Poco civismo

«Limasa hace su trabajo, recogen, limpian dentro lo que cabe ( y digo dentro de lo que cabe porque sin ir más lejos, hay un frigorífico tirado en nuestra fachada del edificio más de un mes, vienen, recogen todos los muebles y no hacen por llamar al departamento correspondiente para que lo retiren), pero el problema no viene de ellos, el problema viene del poco civismo que hay», concluye.

El nuevo sistema de recogida de muebles puesto en marcha por el Ayuntamiento en mayo trataba de conseguir que viéramos menos muebles y sofás viejos desparramados por las calles de la ciudad, objetivo que no parece que se esté consiguiendo hasta la fecha. Limasa reorganizó ese servicio asignando a cada barriada un día de retirada de enseres, a diferencia del sistema anterior en el que se actuaba tras una llamada telefónica, sistema que muy pocos ciudadanos utilizaban, por lo que los muebles viejos permanecían en las calles días y días hasta que finalmente eran retirados.

Con el nuevo sistema, la empresa de limpieza ha detectado hasta 136 puntos negros en Málaga en los que se acumulan muebles en la calle. Y aunque desde Limasa se ha reconocido que la recogida de enseres ha aumentado desde que se realiza un día fijo en cada barrio, la realidad es que todavía son muchos los malagueños que hacen caso omiso de la pegatina en la que se indica el día de recogida. Y eso que las pegatinas se sustituyeron para que no hubiera lugar a dudas. Pero parece que ni por esas.

Basuras en la zona.
Basuras en la zona.

Campanillas: limpieza a medias

Un grupo de jóvenes de Campanillas que se suelen reunir en unas escaleras que hay entre las calle Eneas y calle Jacob de aquel distrito tomaron en junio la iniciativa de limpiar ese lugar y colocaron una papelera porque aseguraban que Limasa no pasaba por aquel lugar y allí no había papelera. Tras esta iniciativa aseguran que la junta de distrito les comunicó que operarios de la empresa de limpieza pasarían por aquel lugar «unas dos veces por semana a vacíar la papelera». Sin embargo señalan que se han visto sorprendidos porque aseguran que si bien vacían las papeleras cada cierto tiempo, no limpian la zona, como se aprecia en las fotos que envían al periódico.

Fotos

Vídeos