La 'aceleradora' de Telefónica en Málaga presume del éxito de sus empresas

El consejero de Empleo y la directora territorial de Telefónica presidieron el aniversario. :: sur/
El consejero de Empleo y la directora territorial de Telefónica presidieron el aniversario. :: sur

En dos años La Farola ha atendido 44 proyectos, de los que casi la mitad han accedido a financiación y el 75% han puesto un producto en el mercado

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

La Farola, el centro de aceleración de 'startups' que Telefónica montó hace dos años en Málaga en colaboración con la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento celebra este aniversario con un balance que hace a sus responsables estar orgullosos. «Las cifras lo dicen todo: casi la mitad de los proyectos están o han estado en ronda de financiación, el 75% terminan el programa con un producto en el mercado y el 80%, facturando», resumía ayer la directora territorial de Telefónica en Andalucía, María Jesús Almazor, que añadía que la inversión atraída por las empresas aceleradas en este centro roza los 700.000 euros y destacaba que estos indicadores «no se ven en otros programas de aceleración».

La clave del éxito de La Farola, según Almazor, es sobre todo «la mentorización personalizada que reciben los emprendedores». Métricas y estrategias de negocio, posicionamiento SEO, comunicación, marketing digital, estrategia de venta, legalidad y negociación con inversores son algunas de las áreas en las que los participantes reciben orientación. La Farola forma parte de la iniciativa Andalucía Open Future, impulsada por Telefónica y la Junta y que tiene otros dos centros similares en Sevilla y Almería.

Por La Farola han pasado en estos dos años 44 empresas y 130 emprendedores a lo largo de cinco convocatorias. Ahora, por cierto, está terminando una y próximamente se abrirá otra. El programa de aceleración consta de cuatro meses, con opción a sumar otros cuatro. Telefónica no inyecta dinero en las 'startups', pero facilita el contacto con inversores.

Los alumnos más aventajados de La Farola estuvieron ayer en la celebración de su segundo aniversario junto a políticos (encabezados por el consejero de Empleo, Javier Carnero; y la concejala de Reactivación Económica, Mª del Mar Martín Rojo), mentores y emprendedores actualmente inmersos en el programa. La empresa más conocida que ha salido de allí es quizá Happy Box, la compañía de envíos instantáneos a domicilio que entró en el centro a finales de 2015. Ahora factura más 50.000 euros mensuales y ha cerrado recientemente una ronda de financiación de 230.000 euros. Entre sus clientes, El Corte Inglés, Agapea, Just Eat o Carrefour. «Nuestros mentores nos ayudaron a pivotar en seguida desde nuestro modelo de negocio inicial, que era dirigido al cliente final (BTC), a otro enfocado a empresas (BTB)», reveló su consejero delegado, Chris Orejuela.

«Recuerdo que lo primero que nos preguntaron cuando llegamos es si queríamos que nos trataran como a una 'startup' o como a una empresa», afirmaba Orejuela, a lo que otro emprendedor, en este caso de Iurban, añadía: «No puedes aspirar a ser una 'startup'. Tu objetivo es ser empresa». Este proyecto, conocido por haber reconvertido antiguas cabinas de teléfono en puntos de recarga móvil dotados con pantallas interactivas, también ha pivotado desde su concepto inicial y ahora diseña soportes personalizados para empresas de hostelería (uno de sus clientes es Hyatt). Actualmente está realizando una ronda de financiación de 150.000 euros.

Otro caso de éxito es Padel Manager, una plataforma 'online' enfocada a clubes de pádel y jugadores. Esta joven compañía ha conseguido cerrar una ronda de 300.000 euros de inversión, saltar a Suecia y Suiza y ser nombrada 'app' oficial de la Federación Española de Pádel. Por su parte, CloudToWay, una plataforma basada en la 'nube' que permite controlar todos los dispositivos conectados a una red local, está a punto de entrar en Wayra, la aceleradora de referencia de Telefónica en Madrid, y su previsión es llegar al millón de euros de facturación en 2018.

Otros de los proyectos más sólidos que han pasado por La Farola son Eneso, que desarrolla soluciones 'hardware' y 'software' para facilitar el uso de las tecnologías a los discapacitados; y Fiixit, que ha desarrollado férulas basadas en la impresión 3D para sustituir las escayolas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos