El acceso a Puerta del Mar desde la Alameda estará restringido a buses, taxis y salida del ‘parking’

El acceso a Puerta del Mar desde la Alameda estará restringido a buses, taxis y salida del ‘parking’

Movilidad iniciará en las próximas semanas la limitación de tráfico en el lateral norte, previa a la peatonalización tras las obras del metro

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El Ayuntamiento comienza a preparar el terreno para una Alameda Principal donde los laterales norte y sur serán peatonales. Como primera medida, tras lograr el consenso con los comerciantes de la zona, en las próximas semanas se llevará a cabo un cambio importante. Se trata del acceso actual desde el vial de servicio norte (el que discurre frente a la entrada a la calle Larios) hacia Puerta del Mar. Este giro quedará en breve restringido únicamente al transporte público (autobuses y taxis), así como a los vehículos que salgan del ‘parking’ subterráneo de La Marina.

Esta limitación estará señalizada mediante un disco antes de la bifurcación, junto a la plaza de la Marina, de manera que el tráfico privado sólo podrá discurrir ya por el eje central (tal y como ocurrirá en el futuro, cuando acaben los trabajos para la peatonalización).

La medida permitirá cambiar el semáforo y mejorar el flujo peatonal durante las obras

A partir de ese momento, para el acceso en coche a Puerta del Mar y la zona de Atarazanas, el único itinerario posible será subir por la calle Córdoba y cruzar la Alameda, según explica la concejala de Movilidad, Elvira Maeso. De esta forma, se evitarán las retenciones que actualmente se producen en este cruce. Todavía no hay fecha para acometer las modificaciones, ya que, hasta ahora, se había estado negociando la medida con la plataforma de afectados por la obra del metro. Precisamente, fuentes de este colectivo informaron de que están de acuerdo con la actuación y lo comunicarán mediante una carta formal en breve.

El vial de servicio que se verá afectado.
El vial de servicio que se verá afectado. / Fernando González

Los cambios incluyen el traslado del semáforo de Puerta del Mar hasta la misma esquina de la Alameda, con el objetivo de mejorar el itinerario peatonal por el lateral norte, al evitar el actual itinerario en forma de ‘U’, y favorecer especialmente el acceso directo de público a la zona afectada por las obras del suburbano. Asimismo, se retirará la valla que corta el paso en la esquina, junto al inicio del tajo. Estas eran algunas de las principales demandas de los comerciantes damnificados por esta infraestructura.

La peatonalización, en 2018

En realidad, estos cambios tendrán una vigencia limitada a unos pocos meses, ya que a principios del año que viene arrancarán las obras para dejar los andenes laterales del paseo para el uso exclusivo de viandantes y bicis. En cambio, los comerciantes lo ven como un verdadero respiro para mejorar la afluencia de clientes a sus establecimientos.

David Ruiz, presidente de la Asociación de Comerciantes de Atarazanas y miembro de la plataforma, está de acuerdo con el plan propuesto, en la medida en que beneficiará a los empresarios afectados, con un paso directo para el flujo peatonal de la Alameda. A su juicio, estos cambios no perjudicarán a la afluencia de clientes hacia el mercado, ni a los aparcamientos y negocios de la zona, puesto que siempre se permitirá el acceso en coche desde la calle Córdoba. «Además, lo que se hace es adelantar unos meses lo que finalmente va a ocurrir con la peatonalización», asegura Ruiz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos