El Acceso Norte al aeropuerto se licitará antes de final de año

El vial, que saldrá desde la hiperronda a la altura de Alhaurín de la Torre, tendrá dos kilómetros y un presupuesto de 40 millones

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Las obras del acceso norte al aeropuerto de Málaga se licitarán antes de que finalice este año. La inversión prevista supera los 40 millones de inversión para dos kilómetros de longitud, con un plazo de ejecución de 24 meses. Este fue otro de los anuncios que hizo ayer el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y recordó que había sido una reivndicación del presidente de la Diputación, Elías Bendodo; y del alcalde de la capital, Francisco de la Torre. Además, la actuación está incluida en los Presupuestos Generales del Estado. Esta es otra de las iniciativas que el nuevo titular rescata del abandono al que se vieron sometidas durante la etapa de la exministra, Ana Pastor, quien, en enero de 2015, anunció el inicio de los trabajos ese mismo año, y de hecho los Presupuestos de aquel año ya contemplaban cinco millones.

Noticias relacionadas

Este acceso facilitará la entrada al aeropuerto desde la Hiperronda y también desde Alhaurín de la Torre. Se unirá al Acceso Sur, que sí se puso en servicio en tiempos de Pastor y que ha ayudado a mejorar la accesibilidad viaria a las terminales, dado que el antiguo acceso se veía completamente saturado durante la temporada alta.

Este paso se produce tras una negociación con la Junta, que ha renunciado a parte del trazado previsto para el antiguo proyecto del vial distribuidor (5,9 kilómetros). El nuevo Acceso Norte discurrirá en paralelo al vial distribuidor originario. El Ministerio de Fomento, tras consensuarlo con el Gobierno andaluz, va a acometer un ramal desde la Segunda Ronda, que discurrirá en paralelo al río, y enlazará con los viales de la parte trasera del recinto aeroportuario. De esta forma, puesto que el Acceso Norte ya no tendrá que ir por encima del vial distribuidor, ya no hay que hacer viaductos, lo que reduce el presupuesto considerablemente.

La Junta se reserva no obstante la posibilidad de ejecutar en el futuro los tramos ahora descartados para dotar de una mayor permeabilidad a la zona de los polígonos del Guadalhorce y el aeropuerto. A lo largo del año pasado se adaptó el proyecto y ya está en disposición de ser licitado. Si los plazos se cumplen puede entrar en servicio a principios de 2020.

Con esto, la principal infraestructura de transportes de la Costa del Sol pasará a tener tres entradas y salidas, lo que garantiza la plena accesibilidad durante toda su vida útil.

Fotos

Vídeos