Cosas de la Ciudad

Acampada en pleno centro

La autocaravana, estacionada en la calle Esperanto.

Los ocupantes de una autocaravana hacen vida en esta calle desde que el 2 de junio estacionaron

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Parece que algunos le han tomado el gusto a la calle Esperanto para acampar, porque de nuevo recibimos un escrito de un ciudadano que da cuenta de la presencia en esa calle de una autocaravana que dice lleva desde primeros de mes estacionada en aquel lugar. Hace varias semanas recogíamos en estas mismas páginas los comentarios de otra ciudadana que informaba de la presencia en esa misma calle de un turismo en el que habitaba una mujer con un perro. Decía la vecina que la mujer hacía fuego para cocinar en el interior del vehículo, por lo que temía que pudiera sufrir algún accidente. El vehículo en cuestión desapareció de la zona y no ha vuelto a ser visto por allí. Sin embargo desde el pasado día 2 permanece estacionada junto al número 4 de la misma calle una autocaravana, según indica ahora otro ciudadano. Este señala que ha avisado a la policía en dos ocasiones, y asegura que le consta que los agentes han advertido a los ocupantes del vehículo que tenían que marcharse, aunque dice que «la realidad es que siguen ahí viviendo». «Sin condiciones higiénico sanitarias no me parece bien el sitio, en pleno centro de una ciudad que cada día está más bonita... menos cuando personas como estas se saltan las normas», escribe este vecino, quien envía varias fotografías del vehículo, en una de las cuales se aprecia un palé de madera debajo de la autocaravana cuya función dice desconocer.

Obras

Cerca de allí, en la calle Compositor Lehmberg Ruiz, se vienen realizando obras para mejorar las aceras de la zona norte, ya que las del otro lado ya se habían colocado anteriormente y los vecinos y comerciantes de la zona reclamaban al Ayuntamiento que se mejorara su pavimento, muy deteriorado y en el que había muchos boquetes y desniveles que habían provocado más de una caída. La actuación incluye tareas de demolición de las antiguas aceras, nueva pavimentación, nueva red de abastecimiento de agua y nuevas instalaciones de alumbrado público con luminaria LED. Y un vecino de la zona se dirige a esta sección para exponer que están dejando unos huecos sin terminar y señala que, además de peligroso, la no terminación le hacer pensar que la obra esté paralizada por algún motivo. Independientemente de que exista retraso en la obra, lo que suele ser habitual, esos huecos que cita se han dejado así para instalar las nuevas farolas, tras lo cual serán cubiertos de nuevo.

Málaga Nostrum. Reclaman un transporte público

Rafael Domínguez es un malagueño que dice que le gustaría saber por qué no hay un transporte público al centro comercial Málaga Nostrum. «¿Cómo un sitio cómodo, con infraestructura, comercial, cines, restaurantes y zona de parking no tiene una parada de autobús, que dé acceso a trabajadores y clientes, sin necesidad de coger el coche o depender de que alguien te lleve?», se pregunta. «¿Acaso no es rentable?, ¿o es por la proximidad a la depuradora de aguas fecales que inunda con su ambiente según sopla el viento? Es lamentable que el autobús que se queda en Sacaba o el de Martín Carpena por unos metros no dé acceso a este centro olvidado que seguro impulsaría más su actividad. Aún más, este lugar cuenta con espacio para ampliar, ¿por qué no ubicar un mercadillo que ofrezca como el de Torremolínos un espacio de venta ambulante tras pago de la cuota por metros de ocupación?». «Es un salida a tantos parados que podrían ver una solución pasajera a su situación. En fin el sitio existe».

Fotos

Vídeos