La Academia de Ciencias designa miembro de honor al astrofísico Gerald J. Fishman

El científico está vinculado al centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA y es una eminencia mundial en el estudio de rayos gamma

A. PÉREZ-BRYAN MÁLAGA.

La Academia Malagueña de Ciencias acordó en su Asamblea General Extraordinaria del pasado 11 de enero designar miembro de honor de la institución al astrofísico norteamericano Gerald J. Fishman, vinculado al Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA y una eminencia mundial por sus investigaciones sobre los fenómenos espaciales conocidos como estallidos de rayos gamma (los más brillantes y los eventos más explosivos conocidos hasta ahora en el universo). El doctor Fishman cuenta también en su abultado palmarés de premios y reconocimientos con el Premio Shaw en Astronomía, que recibió en el año 2011 y considerado el Nobel de esta disciplina.

Con su incorporación a la Academia Malagueña de Ciencias, que tendrá lugar durante solemne acto cuya fecha está aún por determinar, el astrofísico norteamericano suma su nombre al reducidísimo grupo de ilustres que ostentan el título de miembro de honor: baste decir que en los cerca de 250 años de la institución sólo 17 personalidades han recibido esta distinción, entre ellos el Nobel de Medicina Santiago Ramón y Cajal o más recientemente la científica Margarita Salas.

La propuesta de incorporación del doctor Fisher a la academia fue defendida por los miembros de número de la academia Fernando Orellana (presidente); el catedrático emérito de Bioquímica y Biología Molecular de la UMA, Ignacio Núñez de Castro y el astrofísico Alberto J. Castro Tirado, que además es amigo personal y compañero del nuevo académico de honor. La propuesta fue respaldada con el voto a favor de 34 académicos de número y una abstención, y su aprobación refuerza el vínculo del astrofísico con la institución malagueña, que visitó el pasado mes de mayo para impartir una conferencia sobre astronomía moderna.

Precisamente ése -el del refuerzo de los lazos y el intercambio de conocimiento en uno y otro sentido- es uno de los objetivos que se ha marcado la Academia Malagueña de Ciencias con este nombramiento, tal y como avanzaba ayer el presidente de la institución, Fernando Orellana: «Nuestra intención es que pueda participar en las sesiones al menos una vez al año». La próxima, y más importante, será la de su ingreso en la academia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos