Los abuelos protestaron a la policía por romper el cristal del coche para rescatar a su nieto

Los hechos ocurrieron en el ‘parking’ de la calle Camas. / Sur

Los hechos sucedieron el miércoles por la mañana en el aparcamiento municipal de la calle Camas

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Los turistas franceses que dejaron a su nieto de 10 años encerrado en el coche mientras veían el Museo Picasso se mostraron molestos con la actuación policial. Según las fuentes consultadas, la pareja llegó a recriminar a los agentes por haber roto una ventanilla para abrir la puerta del vehículo, pese a que los funcionarios les explicaron que el menor presentaba signos de deshidratación y no dejaba de llorar y de gritar.

Noticias relacionadas

Los hechos, como ayer adelantó SUR, sucedieron el miércoles por la mañana en el aparcamiento municipal de la calle Camas. La videovigilancia registró cómo el vehículo llegaba a las 10.17 horas. Sobre las 11.00 una empleada del ‘parking’ detectó que el niño estaba en apuros y avisó a la Policía Local.

Los agentes pudieron comprobar que el menor tenía una sudadera y el cinturón puestos, y no podía moverse porque los sensores del vehículo hacían saltar la alarma, por lo que rompieron un cristal para sacarlo. Según las fuentes, los abuelos llegaron poco antes de las doce con una bolsa del museo bajo el brazo.

Fotos

Vídeos