Abordan en unas jornadas la importancia de que los médicos de familia hagan ecografías

A. E. MÁLAGA.

Acercar la ecografía como prueba diagnóstica al médico de familia y aprender la técnica para que forme parte de las habilidades propias del primer nivel asistencial son los objetivos de las IV Jornadas Nacionales de Ecografía de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que se están celebrado en el hotel Ilunion de Málaga. En el evento participan más a de cien facultativos de familia.

Los organizadores de las jornadas indican que solo un 10 por ciento de los médicos de atención primaria hacen ecografías en los centros de salud, pese que es una herramienta inocua, barata y accesible que la convierte en una técnica complementaria muy importante. Por eso, SEMERGEN apuesta por impulsar la formación de esos profesionales de la medicina para que aprendan la técnica ecográfica.

Entre los beneficios de que los centros de salud estén dotados de ecógrafos, los organizadores de las jornadas señalan que se produce una disminución de las listas de espera, se logran diagnósticos precoces, se evitan derivaciones innecesarias de pacientes a los hospitales y se consigue un ahorro en los costes de los tratamientos terapéuticos.

«Los profesionales sanitarios necesitan medios que los apoyen en sus decisiones cara a asegurar su actuación y prevenir errores que deriven en perjuicio del paciente y del propio médico», puso de manifiesto el presidente del comité organizador de estas cuartas jornadas, Ángel Rodríguez. «La ecografía es una técnica que ayuda y apoya el proceso de decisión y que aumenta la competencia y la capacidad de resolución de nuestra especialidad, por lo que una formación de calidad entre los médicos de familia resulta fundamental», apostilló el doctor Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos