Las abejas, reinas en Los Ruices

Pedro J. Quero

El centro ambiental, sede de la planta de reciclaje y del vertedero municipal, pone en marcha un proyecto pionero con una decena de colmenas para polinizar el entorno

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYANMálaga

Que las abejas juegan un papel imprescindible en la biodiversidad y en el equilibrio del medio ambiente no es nuevo. Tampoco lo es el mensaje de la comunidad científica sobre la preocupante disminución de las colonias de abejas a nivel global (se calcula que en los últimos años hasta un 37%), una circunstancia que ha encendido las luces de alarma en muchos países como España, donde el 75% de los alimentos que se consumen son frutas y verduras y, por lo tanto, tienen que ser polinizados. Es decir, que necesitan de las abejas.

En esta estrategia de proteger y promocionar espacios naturales donde se pueda potenciar este mecanismo natural que es la polinización se enmarca el nuevo proyecto que el Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Medio Ambiente, ha puesto en marcha con la participación de la asociación Bee Garden. La iniciativa busca en el centro ambiental de Los Ruices, sede de la planta de reciclado y del vertedero municipal, un espacio natural donde se favorezca la polinización a través de una decena de colmenas, donde más de 300.000 abejas cumplirán con este trabajo insustituible.

Así lo han avanzado esta mañana durante la presentación de la iniciativa el concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, y la directora técnica del Aula Bee Grenn, Eva Gómez, quien ha destacado el carácter “pionero” de este proyecto que ahora se pone en marcha en Málaga y que apenas cuenta con unas cuantas referencias previas en la Comunidad Valenciana, Galicia o Cataluña. Este impulso a la apicultura urbana facilitará, a su juicio, no sólo una mejora en el medio ambiente, sino la creación de una conciencia ciudadana en torno a la importancia de las abejas. “Las abejas son fundamentales en nuestro entorno y además hay que quitar el miedo porque no hacen nada”, ha destacado la especialista, cuyo proyecto se suma ahora al Ecoaula que ya funciona en Los Ruices y donde los escolares aprenden precisamente la importancia de ser respetuosos con el medio ambiente: desde el reciclaje hasta (ahora como novedad) las abejas.

El impulso a los procesos de polinización en este entorno natural a las afueras de la capital se complementa, en el caso de Los Ruices, con un proyecto paralelo que trata de medir el impacto del vertedero sobre la zona. “Al tratar residuos en este centro, las abejas nos servirán también de termómetro biológico para ver si hay desequilibrio ambiental”, ha destacado Jiménez, quien ha avanzado que a estas diez colmenas se sumarán en una segunda fase del proyecto hasta unas treinta más. Además, la intención de los impulsores de esta iniciativa es exportarla a otros lugares de referencia en la capital, caso del Jardín Botánico de la Concepción o “el cinturón verde de la ciudad”, donde a juicio del edil se irán incorporando las colmenas con abejas a medida que se vaya reforestando

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos