Abandonados en una caja: «Ruego en nombre del Señor que los cuiden, yo no tengo medios»

La caja que amaneció en las puertas del refugio
La caja que amaneció en las puertas del refugio / SUR

La Protectora de Animales y Plantas amanece con una camada de cinco cachorros a las puertas de su refugio cuando más problemas con un brote de moquillo tienen

Ángel de los Ríos
ÁNGEL DE LOS RÍOSMálaga

Dentro de una caja de cartón amarrada con una cuerda y con unos agujeritos para respirar. «Perdónenme, por favor. No tengo medios. Ruego en nombre del Señor que los cuiden». A puertas de la Protectora de Animales de Málaga suelen abandonar perros y gatos de muchas formas y maneras. Así han llegado los cinco últimos cachorritos. Una camada que busca un hueco en la sede de la Protectora, pero que va a tener difícil su entrada.

Tienen cuatro meses y ya se les busca alojamiento por, al menos, ocho semanas. «Tenemos un brote mortal de moquillo, muy virulento, que se ha llevado por delante incluso a perros adultos», dice la presidenta de la asociación. «Animales como estos, que llegan llenos de parásitos, tienen pocas esperanzas de vida», matiza. No dan abasto.

Los cinco cachorros abandonados / SUR

De momento, esta camada (como otras muchas) busca un hogar. Si puedes acoger a uno de ellos escribe un mail con tu teléfono a acogidas@protectoramalaga.com. «Cuando consigamos que la esterilización sea un hecho, podremos llegar al sacrificio cero», dice Carmen Manzano apuntando a las administraciones «que deben poner mucho de su parte». Mientras, como reza en la caja donde fueron abandonados, estos cachorros buscan alguien «que los cuide» y los salve.

Fotos

Vídeos