Más de 8.600 personas dejan de fumar en los centros de salud de Málaga

Profesionales de los centros de salud acreditados. /SUR
Profesionales de los centros de salud acreditados. / SUR

Los consejos que dan médicos y enfermeros y las terapias que se ofrecen ayudan a los fumadores a superar su adicción al tabaco

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La fuerza de voluntad es importante, pero para dejar de fumar los consejos que dan los médicos de familia y los enfermeros de atención primaria y las sesiones de terapia que se ofrecen son una herramienta eficaz para vencer la dependencia del tabaco. En los diez primeros meses de este año, un total de 8.686 personas lograron dejar de fumar (un 0,8 por ciento más que en el mismo periodo de 2016) en los centros de salud de Málaga, en los que se atiende cada año a unos 8.000 fumadores.

El tabaquismo es la primera causa prevenible de muerte. Cada año fallecen en Andalucía alrededor de 10.000 personas por culpa de esa adicción. Fumar tiene importantes efectos negativos sobre la salud. Ese hábito nocivo es el principal responsable de los tumores de boca y pulmón, así como de enfermedades cardiopulmonares y respiratorias.

Acreditación bronce a seis centros libres de humo

Los centros de salud de Alhaurín de la Torre, Capuchinos, El Palo, La Luz, Miraflores de los Ángeles y Victoria, pertenecientes al distrito sanitario Málaga-Guadalhorce, han sido acreditados con el nivel bronce de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH), que distingue a los centros que trabajan cumpliendo exigentes estándares que ponen de manifiesto su labor continuada en el abordaje del tabaquismo. La RASSELH forma parte de la Red Mundial Global Network For Tobacco Free Health Care Services (ENSH), de reconocido prestigio y larga trayectoria en la lucha contra el tabaco y la industria que lo promueve.

Para hacer frente a ese problema de salud pública, la Consejería de Salud puso en marcha el Plan Integral contra el Tabaquismo (PITA), cuyos objetivos son prevenir el consumo de tabaco entre los adolescentes, reforzar la asistencia sanitaria para todos los fumadores que quieran abandonar ese hábito, incrementar la formación de los profesionales sanitarios para ayudar activamente a lograrlo y potenciar la investigación en este campo.

El distrito sanitario Málaga-Guadalhorce es pionero en la propuesta y desarrollo de programas de promoción de salud en atención primaria en Andalucía. Así, fue el espacio administrativo donde se instaló la primera dirección del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía, desde febrero de 2006 hasta diciembre de 2013.

Algunas de las acciones que se llevan a cabo contra el tabaco son la implantación de un plan de comunicación, la consolidación y extensión de formación básica y avanzada en tabaquismo a los profesionales, los programa de atención a los fumadores en sus centros de salud, la promoción de salud en el lugar de trabajo y actividades de prevención y sensibilización comunitarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos