La finalización del metro se retrasa hasta 2020 con la incógnita de la llegada al Civil

El consejero Felipe López, junto a José Luis Ruiz Espejo y el delegado de Fomento, durante su visita a las obras del Metro. :: álvaro cabrera
El consejero Felipe López, junto a José Luis Ruiz Espejo y el delegado de Fomento, durante su visita a las obras del Metro. :: álvaro cabrera
  • La Junta de Andalucía ya tiene vía libre para reactivar el tramo de la avenida de Andalucía y pretende licitarlo en junio

La comparecencia ayer en Málaga del consejero de Fomento, Felipe López, ha permitido aclarar cuál es el horizonte temporal para la puesta en servicio de toda la red del metro. Según los plazos que estima ahora la Junta, la culminación de las líneas 1 y 2, con la llegada hasta la avenida de Andalucía, la Alameda Principal y el Hospital Civil, se retrasa hasta principios de 2020.

La buena noticia es que Fomento ya tiene vía libre, tras el visto bueno del Consejo Consultivo (que se produjo el miércoles), para reactivar el tramo de la avenida de Andalucía y pretende licitarlo en junio.

La elección de la nueva constructora tardará unos cinco meses, por lo que las obras volverán a la zona de El Corte Inglés a finales de este año, y luego unos 30 meses de ejecución. «Desde ayer, tenemos informe favorable para finalizar la relación contractual con Ortiz y poder licitar la obra que estaba parada», dijo el consejero. El proceso de rescisión se ha dilatado desde septiembre de 2015. En los próximos días se llevará al Consejo de Gobierno la resolución definitiva y la autorización para contratar, puesto que el presupuesto ya está disponible.

Al menos, las cuentas están claras en lo que respecta al Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la concesionaria, puesto que el periodo transitorio pactado se extiende precisamente hasta 2020 (según aclaró posteriormente Fomento). Hasta esa fecha, habrá que seguir pagando unos 67 millones en concepto de aportación al crédito del BEI y la tarifa técnica, para compensar el menor número de usuarios conforme a los previstos (el año pasado se movieron unos 5,2 millones y con el sistema completo serán 21,3 millones). Aunque el año de la culminación iba a ser el 2018 (según los plazos que se manejaban en 2013) se decidió dejar un colchón, por si acaso. Ahora bien, ya no queda mucho margen, ya que si se llega a 2021 sin la red terminada habrá que volver a negociar una modificación del contrato de concesión.

El consejero mostró su disposición a comenzar a girar al Consistorio la parte que le corresponde del canon (el 25%) en próximas fechas, tan pronto como se resuelva el recurso que han hecho a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y se aclare si la aportación municipal será sobre la inversión inicial (unos 400 millones) o sobre la final (que estará rondando los 780).

Decisión oficial sobre el Civil

A día de hoy, se mantiene la incógnita sobre si será posible la llega hasta el Hospital Civil, ante lo que el consejero dijo que han dado un plazo «razonable» al equipo de gobierno municipal para que defina su posición oficialmente. El 9 de mayo, el Consejo de Gobierno aprobó la Declaración de Interés Metropolitano del ramal. «Le hemos trasladado al Ayuntamiento lo que representa un acuerdo en el que tiene que opinar, aunque no sea vinculante, porque queremos un pronunciamiento institucional, más allá de las declaraciones que el alcalde ha hecho reiteradamente en prensa, por cierto muy contradictorias entre sí, y si va a cumplir o no los compromisos asumidos en 2013». Al respecto, se refirió a la petición primero de llegar al PTA, luego a La Malagueta y el ‘metrobus’, «una propuesta que nada tiene que ver con el acuerdo inicial y no podemos aceptar una modificación sustancial del contrato de concesión».

A partir de este punto, si no hay respuesta o esta sigue siendo ambigua como hasta ahora se licitarán los trabajos, entre finales de junio y julio. En caso de que el Consistorio diga un no rotundo, Fomento parará el proceso y acudirá a la vía judicial para resolver la disputa y, sobre todo, determinar quién tendrá que pagar las compensaciones millonarias a la concesionaria por los pasajeros que dejaría de ganar (estimados en unos tres millones al año en ese tramo). Para López, la exigencia de responsabilidades patrimoniales debe ser «el último escenario», frente a «la pérdida de oportunidades para la ciudad». Así, recordó el informe de Seopan, patronal nacional de las constructoras y concesionarias, que da a la llegada al Civil la máxima valoración en términos de rentabilidad social en los metros y tranvías de toda España. «En última instancia tendremos que acudir (a los tribunales) en la obligación de defender los intereses generales y del Gobierno de Andalucía».

Mensaje del alcalde

Como en las últimas semanas, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se resistió a pronunciarse al respecto. «Cuando tengamos información documentada (refiriéndose a la declaración de interés metropolitano) podremos opinar», reiteró el regidor. Eso sí, remarcando que «el consejero dijo que la obra no se haría en contra del Ayuntamiento y eso sería hacerlo en contra de los vecinos».

El año pasado, el metro tuvo un incremento del 4,4% de usuarios, más que ningún otro del país, y en el primer trimestre de 2017 está en torno al 8%. «Es una magnífica herramienta para transformar la ciudad, mejorar los tiempos de desplazamiento y lo hace desde la perspectiva de la sostenibilidad». En conjunto, el presupuesto para terminar los dos tramos pendientes (avenida de Andalucía y Hospital Civil) sería de unos 70 millones de euros, con 900 empleos generados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate