Diario Sur

Cuidemos el monte

Algunos tramos de barandilla del camino están rotos.
Algunos tramos de barandilla del camino están rotos. / SUR
  • Reclaman más cuidados y atención en el entorno de Gibralfaro donde el Ayuntamiento planea mejoras

Es el pulmón de Málaga y hay que cuidarlo. De ahí la reflexión que hace un lector, José Luis Escolar Castellón, que dirige un escrito al periódico reclamando mayor atención. «El monte Gibralfaro en su cara norte, la que mira en Málaga al barrio de la Victoria, ofrece a sus ciudadanos una zona de bosque. Es un lugar accesible y próximo a la ciudad que permite disfrutar de la naturaleza. Desde el túnel de Puerta Oscura por una carretera asfaltada peatonal, se asciende fácilmente, hasta la atalaya árabe que corona la cumbre. La vuelta se puede hacer por la misma vertiente, pero utilizando las sendas existentes al pie de la muralla. Nos permiten pasear entre la vegetación de esa zona umbría, llena de pinos, eucaliptos y cipreses, que dejan ver entre sus ramas los tejados de la ciudad. A menudo se pueden admirar lentos camaleones y nerviosas ardillas. Los caminos son frecuentados por paseantes, a veces acompañados por sus perros. Últimamente que se están enlosando las entradas a las sendas, sería deseable que se atendiera su mantenimiento, rellenando con tierra huecos y erosiones hechas por el agua de lluvia, echándose en falta los desagües que eviten esos destrozos. Igualmente se debería promover una actuación más frecuente de los servicios de limpieza, sobre todo en la parte baja, lindante a la Plaza de la Merced, en la que se ven muy a menudo restos esparcidos de los botellones, como servilletas de papel, vasos de plástico y cristales de botellas, que le dan al conjunto una sensación de descuido y suciedad».

Hay que decir que el Ayuntamiento ya ha anunciado su intención de poner en marcha diversos proyectos de mejora del monte de Gibralfaro y de sus alrededores. Las actuaciones parece que no empezarán hasta después del verano, e incluyen desde intervenciones para canalizar el agua de la lluvia, a la creación de una zona de juegos infantiles en un enclave próximo a Pinosol, así como la construcción de un mirador hacia La Malagueta. También la supresión de vegetación para prevenir incendios junto a viviendas del barrio de la Victoria y junto al Castillo de Gibralfaro, para lo que el Ayuntamiento convocó el miércoles a los vecinos de las zonas traseras de calle Victoria, Mundo Nuevo, calle Agua y Pinosol para explicarles las actuaciones que se van a llevar a cabo y que han sido planificadas por un ingeniero forestal.

Aseos cerrados por avería.

Aseos cerrados por avería.

Castillo: aseos averiados durante varias semanas

En el castillo de Gibralfaro hay dos aseos que han estado averiados desde hace varias semanas, aunque ayer fueron finalmente reparados. Este hecho ha provocado colas para entrar en los servicios que han seguido funcionando, según se quejó un ciudadano. Añadió que los días en los que ha habido cruceros la situación se hizo aún más complicada y dice que muchas veces también falta papel higiénico. En los servicios se colocó un cartel improvisado que ponía «roto» en seis idiomas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate