Diario Sur

El consejero se suma a la propuesta de Ciudadanos

«El frente de la racionalidad». Así definió el consejero de Fomento, Felipe López, el acuerdo, impulsado por el grupo municipal de Ciudadanos, de toda la oposición en el Ayuntamiento para desbloquear la llegada al Civil. A su juicio, las propuestas del partido naranja están «dentro de la lógica y del sentido común», por lo que estaría dispuesto a aceptar sus demandas, tanto de negociar la adenda para reducir la factura municipal como de compensaciones para el barrio, entre otras. La pega está en el orden, esto es, que De la Torre primero acepte el proyecto tal y como se firmó en 2013, y después hablar de los términos económicos. «El alcalde se empeña en cambiar el orden del abecedario, poner la B antes que la A, y lo primero es aceptar el trazado pactado y después la adenda».

«Lo que plantea (Ciudadanos) es una ventana de oportunidad para sentarse a hablar y buscar una solución de consenso», añadió. En cambio, sobre los términos de la negociación, se limitó a hablar de las aportaciones municipales a la fase de obra (ya que el Consistorio todavía no ha abonado nada), con un tratamiento similar al que se hizo en Sevilla y en Granada (compensando dinero por actuaciones de movilidad). Pero el canon seguiría siendo un 25% de la tarifa técnica (casi 70 millones en este momento), conforme al convenio base que firmaron ambas instituciones (en 2003). Precisamente, lo que está por ver en los juzgados es si se toma como referencia para el cálculo de la cuota municipal el presupuesto de entonces (unos 400 millones) o lo que ha costado al final (en torno a 780).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate