La finalización del metro se retrasa hasta principios de 2020 con la incógnita de la llegada al Civil

Obras del metro.
Obras del metro. / Álvaro Cabrera
  • La Junta ya tiene vía libre para reactivar el tramo de la avenida de Andalucía, que pretende licitar en junio y volver al trabajo a finales de año

La comparecencia esta mañana en Málaga del consejero de Fomento, Felipe López, ha permitido aclarar cuál es el horizonte temporal para la puesta en servicio de toda la red del metro. Según los plazos que estima ahora la Junta, la llegada hasta la Alameda Principal se retrasa hasta principios de 2020. La buena noticia es que Fomento ya tiene vía libre, tras el visto bueno del Consejo Consultivo, para reactivar el tramo de la avenida de Andalucía y pretende licitarlo en junio, por lo que las obras volverán a la zona de El Corte Inglés a finales de este año.

Esta cuestión tiene una segunda lectura, por cuanto supondrá extender al menos un año más la compensación que el Gobierno andaluz paga (todavía en solitario) a la concesionaria por no llegar al número de viajeros previsto (unos 21 millones), y que supone un sobrecoste en los presupuestos. Por tanto, hasta 2020 habrá que seguir pagando casi 70 millones en concepto de tarifa técnica. En cambio, López mostró su disposición a comenzar a girar al Consistorio la parte que le corresponde del canon (el 25%) en próximas fechas, tan pronto como se resuelva el recurso que han hecho a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y se aclare si la aportación municipal será sobre la inversión inicial (unos 400 millones) o sobre la final (que estará rondando los 780).

A día de hoy se mantiene la incógnita sobre si será posible la llegada hasta el Hospital Civil, ante lo que el consejero dijo que han dado un plazo “razonable” al Ayuntamiento para que defina su posición oficialmente, al margen de las declaraciones del alcalde, Francisco de la Torre, a los medios. A partir de este punto, si no hay respuesta o esta se mantiene ambigua como hasta ahora se licitarán los trabajos, entre finales de junio y julio. Aunque no lo dijo el consejero, en caso de que el Consistorio diga un no rotundo, lo previsible sería parar el proceso y acudir a la vía judicial para resolver la disputa y, sobre todo, quién tendría que pagar las compensaciones millonarias a la concesionaria por los usuarios que dejaría de tener (estimados en casi tres millones al año).

Sobre la propuesta del grupo municipal de Ciudadanos para desbloquear la llegada al Civil, López puso de relieve que le parece “de sentido común” y estaría dispuesto a aceptar sus demandas de negociar la adenda de las aportaciones municipales y de compensaciones para el barrio. Pero, a su juicio, el orden debe ser que el regidor primero acepte el proyecto tal y como se firmó en 2013 y después negociar los términos económicos. Además, sobre estos, se limitó a hablar de las aportaciones municipales a la obra (que todavía no ha abonado) pero no al canon, que seguiría siendo del 25% de la tarifa técnica (casi 70 millones en este momento), conforme al convenio inicial que firmaron ambas instituciones (el de 2003).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate