Diario Sur

Estudiantes malagueños, por un futuro verde

En el jardín del instituto realizando la plantación
En el jardín del instituto realizando la plantación / Sur
  • Alumnos y profesores del IES Salvador Rueda participan en un proyecto Erasmus+ en el que se trata de convetir los espacios naturales en laboratorios de investigación

  • En su centro, el alumnado cuida de su propio huerto y trabajan en una aplicación que permite conocer las características de las plantas a través del móvil

Alumnos y profesores del IES Salvador Rueda han participado en la segunda jornada del proyecto Erasmus+ KA2 denominado 'Greener Future' ('Futuro verde'), que ha tenido lugar recientemente en Bragança, Portugal. La primera jornada de este proyecto se desarrolló en Málaga y en ella participaron alumnos y profesores del Liceo Técnico Provincial Jean Boets de Lieja, Bélgica; Kohila Gümnaasium de Rapla – condado al norte de Estonia; Agrupamiento de Escolas Abade de Baçal de Bragança, Portugal; Elisateth-Selbert-Gesamtschule de Bonn y el I.E.S. Salvador Rueda de Málaga. El proyecto continuará en alemania (octubre), Bélgica (marzo de 2018) y Estonia (mayo de 2018).

Este segundo encuentro tuvo lugar en Bragança, Portugal, ciudad situada en el noreste del país vecino y capital del distrito que lleva su nombre en la región de Alto Tras-os- Montes. La directora del centro Agrupamento de Escolas Abade de Baçal, Teresa Sa Pires, dio la bienvenida a los participantes y cada uno de los grupos hizo una exposición de sus trabajos ya preparados en sus respectivos centros de enseñanza.

En Trasos Montes, en las dependencias del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (Instituto da Conservaçao da Natureza e das Florestas).

En Trasos Montes, en las dependencias del Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (Instituto da Conservaçao da Natureza e das Florestas). / Sur

Los estudiantes conocieron el Ayuntamiento, que tiene varias particularidades: recoge el agua de lluvia y la almacena para reutilizarla; tiene paneles solares (en el edificio y en los aparcamientos) que aportan energía a todo el edificio; y, finalmente, el techo del edificio está recubierto con plantas autóctonas que hacen de aislante del edificio. Hicieron otra visita también relacionada con la energía; pero esta vez a una central hidroeléctrica en el cauce del río Duero (Miranda do Douro). Allí los operarios les explicaron cómo funciona una central y cómo se genera energía hidroeléctrica. Todo esto asombró a los chicos quizá porque pocas veces habían visto tan directamente cómo se genera energía y cómo se pueden aprovechar los recursos que la naturaleza pone a nuestro alcance.

Huerto en el instituto

Uno de los objetivos de este proyecto es crear un espacio verde protegido. Ya se ha creado en el IES Salvador Rueda un huerto que los alumnos cuidan y donde pueden plantar todos los años verduras y hortalizas. Ellos mismos (bajo la supervisión de sus profesores) son quienes realizan todo el proceso: roturación de la tierra, sembrado, cuidado y posterior recolección. En Bragança tenían preparado un espacio cerca del patio para sembrar tomillo, menta, cebollino, romero, orégano, perejil, salvia… Cada grupo se encargaba de una sección y de un tipo de planta. Los chicos, entusiasmados y algo agitados, hicieron un buen trabajo en equipo: distintos países y una sola labor. Se plantó todo. Pero ahí no acabó el proyecto ya que esa misma tarde pudieron conocer una piscifactoría en la zona de Tras-os Montes y para celebrar el Día Mundial de los Bosques plantando árboles en la zona, exactamente madroños.

Las siguientes jornadas estuvieron marcadas por el estudio y el trabajo de campo. Estuvieron extrayendo muestras del río Fervença y posteriormente las estudiaron con profesores del Centro de Ciência Viva de Bragança, que se encuentra a orillas de dicho río.

Este proyecto ha hecho que alumnos de centros de enseñanza tan, aparentemente, distintos puedan no solo conocerse, sino además disfrutar del trabajo en equipo y de un proyecto en común. Han estudiado, han conocido proyectos nuevos como la aplicación 'Aurasma' en la que ya están trabajando. Uno de sus usos será con la plantación que han realizado en el jardín: cada planta llevará un distintivo y con esta aplicación se podrán ver en el acto las características de dicha planta a través del teléfono portátil.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate