Moreno reclama que las Jefaturas no sean un «dedazo» del alcalde

Mari Carmen Moreno, en el centro.
Mari Carmen Moreno, en el centro. / SUR
  • La portavoz socialista hará valer en la comisión de Transparencia una iniciativa aprobada en pleno para que se elijan a los jefes por concurso

Aunque el torbellino Astoria y la renuncia del actor Antonio Banderas colapsó ayer por la mañana cualquier otro tema de conversación en el Ayuntamiento, lo cierto es que los grupos municipales seguían con su agenda, que intentaban entretejer entre los interminables debates de pasillo y las llamadas en aluvión. La portavoz socialista Mari Carmen Moreno trabajaba en la comisión de Transparencia, que será el próximo mes, y ha puesto sus miras en un asunto, que se aprobó en sendas mociones, una del grupo socialista y otra de IU-Málaga para la Gente, en el pasado pleno del mes de octubre. En la iniciativa socialista que salió adelante, Moreno hacía constar el rechazo de su grupo a la utilización generalizada de la figura de designación directa y provisional de las jefaturas en el Ayuntamiento a través de la comisión de servicios, que solamente deberían tener validez de forma temporal durante dos años pero que se eternizan en el tiempo.

Para la portavoz socialista, esta forma de actuar de De la Torre, a través de «dedazos», genera una situación de provisionalidad, que hace flaco favor al normal funcionamiento del trabajo de los empleados municipales. Por eso, demanda que, cumpliéndose las iniciativas aprobadas en pleno, y conforme al artículo 23 de la Constitución, las jefaturas deben cubrirse por concurso de méritos, capacidad, igualdad y publicidad. En la comisión de Transparencia, que dirige el edil Mario Cortés, preguntará por las sentencias condenatorias al Ayuntamiento por no proveer los puestos de esta forma, información sobre los procedimientos que se están realizando para cubrirlos y acerca del proceso de selección por libre designación del interventor, en el que resultó elegido Fermín Vallecillo.

Una vuelta de reconocimiento

El alcalde Francisco de la Torre llegó ayer al jardín botánico-histórico La Concepción con su socio de investidura, el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, para dar una vuelta de reconocimiento y observar cómo había mejorado la gestión del espacio desde hace un año y medio, ahora en manos de Javier Gutiérrez del Álamo, así como para dar cuenta de las novedades en la finca, con 7.000 nuevas plantas. El área de Medio Ambiente hizo valer ayer también la poda en altura regenerando la bóveda natural de la pequeña selva amazónica malagueña, nueva cartelería, sistemas de riego automatizado y adquisición de ejemplares con porte en la colección de palmeras, la Vuelta al Mundo en 80 Árboles y en el jardín histórico, donde se está recuperando el trazado original.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate