«Los malagueños aún no se han dado cuenta de lo que han perdido»

Sandra García Sanjuán, en una imagen de archivo
Sandra García Sanjuán, en una imagen de archivo
  • La presidenta de Starlite, Sandra García Sanjuan, sostiene que la ciudad estaba ante una de las grandes oportunidades de su historia

Málaga estaba ante una de las grandes oportunidades de su historia y la ha perdido. Con esta contundencia valora Sandra García Sanjuán, presidenta ejecutiva de Starlite y socia de Antonio Banderas en el proyecto del Astoria, la decisión del actor de renunciar a seguir adelante.

Según García Sanjuán, se trata de una decisión largamente meditada y que por lo tanto tiene una muy difícil vuelta atrás.

La presidenta de Starite, asegura que se trataba de un gran proyecto con el que Banderas tenía el único objetivo de compartir su éxito con sus paisanos. "Esto no era una inversión, no estábamos pensando en hacer negocio porque la cultura no es lucrativa; si hubiéramos querido hacer negocio habríamos vendido pisos", asegura la empresaria, que promueve desde hace cinco años los conciertos que se celebran cada verano en la cantera de Marbella.

García Sanjuán explicó que ha estado con Banderas desde el inicio del proyecto y que la intención del actor era montar un foco cultural en su ciudad que permitiera crear una compañía con actores malagueños para poner en marcha proyectos teatrales en la ciudad que posteriormente salieran al resto del mundo, y que del mismo modo pretendía crear un proyecto análogo en el mundo televisivo. "Antonio llevaba mucho tiempo hablando con gente del mundo entero, estaba muy ilusionado", aseguró.

En su opinión, el proyecto se ha frustrado por una minoría "que ha hecho mucho ruido y mucho daño" y aseguró que el actor "no daba crédito" cuando empezaron a escucharse las primeras críticas.

La empresaria adelantó que posiblemente el proyecto pueda desarrollarse en otro sitio y lamentó que en Málaga aún no se haya tomado conciencia de la oportunidad que se ha perdido. "Era la posibilidad de ir en el mundo cultural más allá de los museos con un proyecto que incluía el teatro, la gastronomía, los shows, el flamenco, el jazz, pero no se ha sabido valorar -lamentó-; es mucho más fácil destruir y machacar que destruir".

La empresaria descartó que el proyecto pueda seguir adelante sin Antonio Banderas. "Somos aliados de Antonio, con quien estamos incondicionalmente; nos bajamos con él", indicó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate