El Gobierno dice por segunda vez que el nuevo puente sobre el Guadalhorce lo tiene que hacer el Ayuntamiento

El Gobierno insiste: el nuevo puente sobre el Guadalhorce lo tiene que hacer el Ayuntamiento
  • El PSOE critica que el alcalde evita reivindicar esta infraestructura al Ejecutivo del PP

"El 6 de agosto de 2013 se produjo la cesión por parte del Ministerio de Fomento al Ayuntamiento de Málaga de diversos tramos de carretera, entre ellos la autovía de Torremolinos a Málaga (MA-21)", comienza una respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, fechada el pasado 24 de abril. El puente interesado se ubica en el punto kilométrico 3 de esta vía y, "por tanto, la titularidad del puente ya no es del Ministerio de Fomento, sino del Ayuntamiento de Málaga", concluye la escueta nota. El mensaje es significativo, por cuanto supone que, por segunda vez, el Ejecutivo central pone la pelota de la solución a las inundaciones en los polígonos del Guadalhorce en el tejado del Consistorio de la capital.

El autor de la pregunta ha dado una rueda de prensa esta mañana sobre el viaducto actual, acompañado de la portavoz del PSOE en Málaga, María del Carmen Moreno, para denunciar que el Gobierno del PP se ha negado por segunda vez consecutiva a construir esta infraestructura, fundamental para solucionar los problemas de inundaciones en la capital. El dirigente socialista ha criticado la "ineficacia" de Rajoy y la "torpeza" de Francisco de la Torre, y ha exigido al Gobierno que cumpla con sus obligaciones y ejecute de forma inmediata estas obras.

"El Gobierno de Rajoy ha vuelto a dar la espalda a la ciudad de Málaga", dijo Heredia, que también es secretario general del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso y secretario general de los socialistas en la provincia. Según recordó, el proyecto de sustitución del puente de la antigua N-340 es un compromiso declarado de interés general del Estado y que es clave para solucionar los problemas de inundabilidad en el entorno del Guadalhorce y en la N-340. "El Gobierno le echa la culpa al Ayuntamiento y De la Torre le echa la culpa a Rajoy, pero ni uno ni otro hacen absolutamente nada para solucionar un problema que es vital para terminar con el riesgo de inundaciones en la capital. Rajoy con esta respuesta parlamentaria le vuelve a dar una bofetada a nuestra ciudad en uno de los grandes temas que tenemos pendientes”, lamentó.

El Gobierno insiste: el nuevo puente sobre el Guadalhorce lo tiene que hacer el Ayuntamiento

Además, el diputado malagueño puso de relieve que que el Gobierno incumple los planes de gestión del riesgo de inundación de las cuencas internas de Andalucía, en concreto, de la Cuenca Mediterránea andaluza, en la que está incluido el río Guadalhorce, y que incluye, como medida para combatir el riesgo de inundación, la actuación específica 'Adecuación del curso bajo del río Guadalhorce. Sustitución del puente sobre la antigua N-340 y ampliación de la capacidad de encauzamiento existente'. En el texto de este plan se establece que la responsable es la Administración General del Estado, y que debería haberse iniciado la actuación en enero de 2016, con un plazo para su finalización de 6 años y un coste total de 60 millones de euros.

Por tanto, el Gobierno debería haber empezado a ejecutar ya está obra "y no ha hecho absolutamente nada". "Es responsabilidad del Gobierno y sin embargo ahora dice que no, que vamos a ser los malagueños los que vamos a tener que pagar esto, y no estamos de acuerdo. La competencia es única y exclusivamente del Gobierno de la Nación".

Por su parte, la portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María del Carmen Moreno, lamentó la "falta de valentía" del alcalde para reclamar al Gobierno de Rajoy una inversión tan necesaria para Málaga. "Echamos de menos en De la Torre la misma valentía que tiene para reclamar o confrontar con la Junta de Andalucía", criticó. Aparte de la poca capacidad que presenta el actual puente para que el agua discurra cuando se producen fuertes lluvias, Moreno recordó el problema de la falta de obras de saneamiento y drenaje en los polígonos industriales para hacer frente a las lluvias torrenciales. "De la Torre ni reclama al Gobierno de Rajoy la construcción de un nuevo puente ni tampoco hace las inversiones que debe hacer en saneamiento, que darían nueva vida a todo el entorno empresarial del Guadalhorce". "Finalmente, se ha visto cómo las continuas cesiones del Ayuntamiento al Estado sí tenían un precio, y ese precio es que los malagueños tienen que hacer frente al mantenimiento de las carreteras estatales en nuestra ciudad".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate