El alcalde de Málaga esconde sus cartas en el metro al Hospital Civil tras el órdago de la Junta

Recreación del metro en la salida desde la calle Hilera.
Recreación del metro en la salida desde la calle Hilera. / SUR
  • De la Torre reclama la rebaja del canon municipal al suburbano y vuelve a pedir que se prolongue hasta La Marina, pero sigue sin aclarar si apoyará el tramo de Eugenio Gross

En la partida a todo o nada que se juega sobre el tablero de Eugenio Gross, el alcalde, Francisco de la Torre, optó ayer por esconder sus cartas tras el órdago que le ha lanzado la Junta. El martes, el Gobierno andaluz aprobó la Declaración de Interés Metropolitano, un hito que le permitirá licitar de forma inminente los trabajos y arrancar sobre el terreno –si el Ayuntamiento no lo impide antes– a finales de este año. Precisamente, el regidor volvió a eludir una respuesta oficial sobre si permitirá o no la ejecución del tramo en superficie.

La comparecencia del regidor ayer en la sede del Pompidou fue una de esas donde las preguntas son más interesantes que las respuestas. Había un gran interés por conocer su reacción tras este paso, pero De la Torre se mostró esquivo y, como mensaje central, volvió a reclamar que se negocie la adenda al convenio por el que se planificó el mantenimiento del suburbano, en 2003. O sea, una rebaja del canon municipal (que todavía no ha empezado a pagar). En cambio, no aclaró si este paso serviría para que el Consistorio permitiera el inicio de las obras sobre el terreno.

«Vamos a estudiar el acuerdo, tenemos mucho interés en ver si el informe que la Junta de Gobierno aprobó en relación con este tema se ha tenido en cuenta en la Declaración», arrancó. «Hablábamos de los incumplimientos del protocolo, que marcaba que tenía que haber una adenda antes de que se pusiera en funcionamiento el metro, y de una planificación intermodal del transporte, con la EMT. Nada se ha hecho».

A ello, añadió un segundo argumento: «El importe (del tranvía en Eugenio Gross) serían unos 40 millones, cuando al principio se dijo que eran unos 20 millones». En este punto, hay que aclarar que la cifra menor corresponde a la obra civil y el resto a las instalaciones, ya que lo que se pretende licitar es un concurso llave en mano, listo para que los trenes puedan echar a rodar. «Por lo que –continuó el primer edil– viene a la reflexión por qué no se plantea la Junta prolongar la línea al menos hasta la plaza de La Marina, como estaba previsto en 2003, porque con esa cifra podría llegar, lo que tendría vocación de interés metropolitano, al poder seguir el día de mañana a Rincón de la Victoria».

El tercer mensaje fue una crítica contra la Consejería de Fomento: «Qué más interés metropolitano que la obra que lleva parada tres años y un retraso de seis, entre Vialia y Guadalmedina, para que se reactive y se termine, porque eso tiene interés regional y nacional, sobre todo de las cuentas regionales, porque cada año de retraso le supone unos 70 millones de euros».

Llegó el turno de las preguntas de los periodistas. La primera: «¿Podría variar la posición del Ayuntamiento si la Junta asume la adenda?». De la Torre: «Vamos a ver lo que se menciona, pero no quiero dar la impresión de que parezca que buscamos una cuestión puramente económica, sino que los vecinos están muy opuestos y la presidenta de la Junta y el consejero (de Fomento) dijeron que no se haría sin el acuerdo vecinal».

Otra cuestión: «¿Si en verano la Junta adjudica la obra, el Ayuntamiento colaborará o no?» Respuesta:«Vamos a ver en qué términos está hecha la Declaración y si se ha tenido en cuenta el informe aprobado en la Junta de Gobierno, que es básico y esencial. Hay muchos elementos que se tienen que mover desde la Junta, como las obras paradas o si es más inteligente prolongar hasta la plaza de la Marina y que podría captar más viajeros, que fue la razón del cambio en 2013». El alcalde también reconoció que estudian llevar a los tribunales la Declaración de Interés Metropolitano, en función del análisis que resulte de este documento.

En cambio, el ‘metrobús’ ya ha pasado a un segundo plano en el argumentario. Consultado al respecto, comentó: «Esa oferta la hicimos para llegar a muchos tramos, a Campanillas, a Puerto de la Torre, como demostración de una política de intermodalidad entre el transporte bajo tierra y en superficie. Es la apuesta por el transporte público que había que defender desde el convenio de 2003, y la Junta se olvida de ello cuando plantea el tranvía, que choca con el servicio de la EMT en esa zona y crea problemas graves de movilidad».

Todavía hubo un último intento por parte de los informadores. «Si la Declaración incluye la adenda, ¿el Ayuntamiento estaría dispuesto a colaborar?» A lo que alegó: «Vamos a verlo, no hablo de futuribles ni de hipótesis, vamos a ver el contenido, pero defenderemos siempre el interés general, del transporte público y de los trabajadores de la EMT y del metro».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate